Saltar al contenido

Gatos exóticos web los 1000 gatitos mas lindos del mundo

todas las razas de gatos exoticos que existen

gatosexoticosweb.com nace para difundir información de gatos exóticos, veraz y de calidad sobre el cuidado, cría, reproducción y alimentación de más de 1000 gatos exóticos del mundo

Tipos o razas de gatos exóticos

En este listado podrás encontrar las principales razas y tipos de gatos exóticos y extraños del mundo. Haz clic en el nombre del gatito o en su fotografía para más información.

Imagenes de gatos exóticos

¡Bienvenido a la mejor lista de fotos de gatos y felinos exóticos más bonitos, tiernos, animados, graciosos y extraños del mundo!

Mas imagenes de gatos exóticos AQUI!!!

Nombres para gatos exóticos

Te mostramos un listado de los mejores nombres para gatitos exóticos, entra y encontrá la mejor forma de llamar a tu mascota. Puede ser según el origen como el gato francés.

Clasificación de gatos exóticos por color de ojos

Los ojos se considera la puerta al alma y en especial los gatos lindos que transmiten sus sentimientos a través de su mirada.

Gatos exóticos ojos azules

Gatos exóticos sin pelo

Conoce esta raza de gatos exóticos sin pelos, tan exclusiva como costosa

Arboles para gatos exoticos

Todo la información que necesitas para construir, elegir, comprar, como utilizar, enseñar a tu gatito a disfrutar de su árbol para gatos, donde ponerlo y muchas ideas mas

¿Cuánta agua tiene que tomar mi gato?

Las mejores Leyendas de gatos exóticos de la web

Las historias y leyendas de los gatos tan tiernas como sus protagonistas.

Cuales son las especies de gatos salvajes

​Aunque previamente se establecían muchas más, conforme estudios de ADN realizados en 2007, hay cinco subespecies de gato salvaje. ​

Felis silvestris silvestris (gato montés europeo, Europa y Península de Anatolia).

Felis silvestris lybica (gato salvaje africano, África del norte, Asia occidental hasta el mar de Aral).

Felis silvestris cafra (África subsahariana).

Felis silvestris ornata (gato salvaje asiático, Asia Central y Oriental, Pakistán, noroeste de la India).

Felis silvestris bieti (norte de China).

Felis silvestris catus (gato doméstico, extendido por todo el mundo).

El gato exotico salvaje africano (Felis silvestris subespecie lybica) es menos tímido que otras subespecies de gato salvaje, lo que facilitó su domesticación y dio origen a todos los gatos domésticos (Felis silvestris subespecie catus)

Hábitat natural de los gatos exóticos

El área de distribución del gato montés euroasiático abarca Europa, Oriente Medio, sur y centro de Asia y una gran parte de África.

La subespecie europea (Felis silvestris silvestris) está distribuida desde el Cáucaso y Asia Menor, por toda Europa central y meridional, llegando cara el norte hasta Escocia y las cercanías del mar del Norte y del mar Báltico.

El gato salvaje vive en bosques, y en lugares poco degradados y distanciados de los núcleos urbanos. Típicamente forestal, puede ocupar, además, las malezas y los matorrales espesos que le ofrecen suficiente cobertura, como las zonas con abrigos rocosos

Que comen los gatos exóticos

Que comen los gatos? una pregunta habitual, hay recetas con pollo, carne, pescado y mucho mas Mira!!!

Caja de arena del gato, todo lo que hay que saber

Que enfermedades, síntomas y tratamientos tienen los gatos exóticos

Como se reproducen los gatos

La hembra del gato presenta entre 4 y 7 estros o celos anuales. Durante esta etapa (de unos 7 días de duración) la gata maullará y expulsará feromonas que atarearán gatos machos a su presencia. Esto producirá un revuelo con gatos maullando.

Los gatos machos tienden a pelear por el derecho a aparearse con la hembra en celo. Muchas veces, la hembra no desea aparearse y luchará contra el macho. Si este es hábil podrá morderla por el cuello e inmovilizarla para dar inicio a la cópula.

La penetración puede ser dolorosa, ya que los gatos machos contienen en sus penes algunas puntas que frotan la vagina de la hembra para estimular la ovulación. Muchas veces este proceso no se lleva a cabo por lo que la cópula se puede repetir.

Tras el apareamiento la hembra se acicala, durante este proceso es muy agresiva y no permitirá que otro macho se acerque. Una vez que termina, permitirá el apareamiento.

Durante el proceso de apareamiento la hembra se puede cruzar con diferentes gatos por lo que una camada de cachorros puede tener diferentes progenitores involucrados.

La gestación dura entre 65 y 67 días, los cachorros hembra alcanzan la madurez sexual a los 5 meses de edad y los machos a los 7 meses. Los gatitos reciben leche materna durante un mes.

Cuanto viven los gatos exoticos

La longevidad de nuestra mascota dependerá de los cuidados que reciba a lo largo de toda su vida. Un gato que vive en un hogar tiene una perspectiva de vida de más de 12 años. Con un poco de vigilancia y control conseguiremos que nuestro animal viva el mayor tiempo posible.

Los gatos exoticos como la mayoría de los animales domésticos, envejecen mucho más rápido que los seres humanos. De hecho un error muy corriente es pensar que cada año humano equivale a siete años de un gato. La mayoría de los expertos coinciden en afirmar que el envejecimiento felino es mucho más rápido durante sus dos primeros años de vida.

Existe una tabla de equivalencias que refleja que cuando un gato cumple un año de vida, en realidad es como si estuviera cumpliendo 15. Con dos años de edad, el mismo gato, sería un joven de 24. A partir de esta edad, cada año que pasa envejece aproximadamente cuatro años.

Generalmente los gatos exoticos viven más que los perros. Mientras que un gato callejero presenta una esperanza de vida de 3 a 6 años, uno que vive en un hogar, tiene una perspectiva de más 12 años. Incluso un gato bien cuidado puede vivir hasta 20 años o más.

Se podría decir que la longevidad de un gato depende fundamentalmente del cuidado que reciba. Los felinos se caracterizan fundamentalmente por ser animales muy curiosos e independientes. Estos rasgos de su personalidad son los que hace, que estén continuamente expuestos a peligros. Pero simplemente con un poco de vigilancia y control, lograremos que nuestra mascota salga sana y salva de algún que otro incidente y viva el mayor número de años posibles.

Beneficios de tener un gato

Los estudios demuestran que las personas con animales de compañía suelen estar más sanas y felices que aquellas que no los tienen, pero recuerda que tener un gato es una gran responsabilidad y un compromiso de por vida. Cuando estés listo para asumir este compromiso, comprobarás que tener un gato ofrece ventajas como las siguientes:

  • Se ha comprobado que tener un gato reduce el estrés.
  • Normalmente los dueños de gatos exoticos tienen una tensión arterial más baja que las personas sin mascotas.
  • Puedes beneficiarte de un sistema inmunológico más fuerte y recuperarte de las enfermedades antes que las personas que no tienen animales de compañía.
  • Por lo general, los niños que crecen con gatos tienen menos días de enfermedad que aquellos que no tienen mascotas.
  • Los gatos son muy cariñosos y tienen un gran carácter, pero también valoramos su independencia, es decir, necesitan menos cuidados que otras mascotas.
  • Los gatos pueden ayudar a las personas a recuperarse más rápido de un trauma emocional, como el fallecimiento de un ser querido.

Tener un gato es muy beneficioso, pero es importante elegirlo detenidamente para estar seguro de que te adaptarás bien a tu esponjoso amigo. Tu gato ideal dependerá de tu estilo de vida y de tus preferencias personales. Por ejemplo, es posible que quieras un gato adulto al que poder acariciar en tu regazo o que tengas en mente un gatito de una raza especial.

Cosas que los gatos exoticos odian

El comportamiento de los gatos sigue siendo un gran misterio. Desinteresados, egocéntricos, independientes…  son muchas las cosas que malas que se han dicho sobre estos animales. Sin embargo, este comportamiento se debe en ocasiones a situaciones o cosas que hacemos que les desagradan.

Pequeños gestos, comportamiento y conductas que tenemos a diario pueden llegar a confundirles o molestarles. Te descubrimos las 10 cosas que los gatos odian de los humanos.

Que les mojen

No es que los gatos exoticos odien el agua, lo que no soportan es que les bañen o les salpiquen. Esto se debe a que el origen de estos animales se encuentra en zonas desérticas en las que el contacto con el agua estaba muy limitado. Otra teoría explica que los gatos exoticos odian con todo su ser la hora del baño porque su aparato respiratorio es sumamente delicado y mojándose podrían enfermar rápidamente.

Los olores fuertes

Otra cosa que los gatos exoticos odian de los humanos es que cocinen con ajo, cítricos, cebolla, vinagre, o que fumen delante de ellos. Estos olores fuertes afectan al sentido del olfato de los felinos, que aunque no está tan desarrollado como el de los perros sí que es bastante sofisticado.

Los ruidos fuertes

Los gatos exoticos tienen un sentido del oído muy perfeccionado. Los ruidos fuertes como los gritos, los claxon, la aspiradora o los ladridos de perros pueden causas patologías como estrés o ansiedad en los felinos. Para que los gatos no te odien cuando escuches música a todo volumen, acostúmbrales desde pequeños a los sonidos fuertes en su entorno.

Que no se les preste atención

Los gatos exoticos odian que los humanos les ignoren. Aunque los felinos son bastante independientes, cuando requieran tu atención te lo harán saber de todas las maneras posibles: Paseándose alrededor de ti, maullando de manera constante o incluso mordiéndote.

Las visitas al veterinario

Cualquiera que tenga un animal doméstico sabrá que las visitas al veterinario son un auténtico suplicio. Para que los felinos no se estresen, lo más importante es acostumbrarles desde pequeños a ser transportado y manejado por veterinarios.

Que les miremos fijamente

Mirar a un gato directamente a los ojos es algo que odian de verdad. El contacto visual directo es un signo de dominancia. Para ganarte la confianza de tu gato, parpadea despacio mientras le miras a los ojos. Si te devuelve la mirada y parpadea lentamente te habrás ganado su amistad.

Las cajas de arena sucias

Que los humanos no limpien la caja de arena es algo que los gatos exoticos odian con todo su ser. Los felinos son animales meticulosamente limpios y si su arena está sucia, buscarán otros lugares para ir al baño.

Que los manipulen demasiado

Los gatos exoticos odian que los humanos les ignoren pero tampoco les gusta que les hagan demasiado caso. Aunque existen razas que buscan el contacto constante de sus dueños, normalmente los felinos se sentirán incómodos si se les manosea demasiado. Esto se debe a que los gatos exoticos usan el contacto físico como forma de dominar a sus semejantes.

Las pastillas

Para dar una pastilla a un gato tendrás que prepararte para una gran batalla. Da igual que les hables en tono tranquilizador o que te acerques lentamente a ellos, en cuanto vean la pastilla saldrán corriendo.

Que les den comida fría

A nadie le gusta que le sirvan comida fría y los gatos exoticos no son una excepción. Para no incomodarles con alimentos recién sacados de la nevera, caliéntales la comida unos 20 o 30 segundos en el microondas.

Como elegir un gato

Considerar tus necesidades y estilo de vida

  1. Comprométete a una inversión a largo plazo. Los gatos exoticos pueden vivir hasta por 20 años. Si adoptas o compras un gato, podría estar en casa contigo por casi tanto tiempo (¡o más!) como tus hijos. Asegúrate de estar comprometido a darle a tu amigo peludo un “hogar para siempre”.
  2. Asegúrate de que puedas tener un gato en casa. Los gatos exoticos pueden ser una gran opción para las personas con un espacio limitado, como las que viven en apartamentos. Sin embargo, debes consultar con tu casero, asociación de propietarios, etc., para asegurarte de que puedas tener a un gato viviendo contigo.
    • Los gatos exoticos en realidad no deben pasar mucho tiempo al aire libre. Los gatos exoticos de interiores en general tienen vidas más largas y saludables que los gatos exoticos que pasan más tiempo al aire libre, además de que corren un menor riesgo de desarrollar enfermedades y lesiones.
  3. Asegúrate de tener suficiente tiempo para un gato. Los gatos exoticos generalmente no requieren tanta compañía como los perros pero, aun así, es importante considerar cuánto tiempo tendrás que pasar con tu gato. Si no tendrás tiempo de jugar con tu gato, darle la comida y la atención necesarias y formar un vínculo con él, este puede no ser el momento adecuado para que adoptes uno.
    • Debes poder darle por lo menos una hora al día de tiempo a tu gato. Esto les ayudará a formar un vínculo y mantendrá al gato feliz y saludable. El acicalamiento diario, el cual puede tomar hasta 20 o 30 minutos, también puede ser necesario si adoptas a una raza de pelo largo.
    • Habla con tu veterinario o con un albergue de animales sobre tus compromisos de tiempo. Pueden recomendarte que adoptes dos gatos exoticos, particularmente si puedes encontrar unos que sean hermanos. Más de un gato significa que pueden hacerse compañía cuando estés en el trabajo o te vayas de casa durante un fin de semana largo.
    • Los gatitos a menudo requieren un compromiso de tiempo más evidente porque se les debe entrenar a usar una caja de arena, a no rasguñar los muebles, etc.
  4. Examina tu presupuesto. Alimentar y cuidar de un gato no es gratuito. El costo puede oscilar entre $500 y $1,000 al año en promedio. Tus gastos variarán dependiendo de si tienes un gatito o un gato adulto, así como del tipo de raza que tengas. El cuidado veterinario y el acicalamiento son gastos comunes que pueden acumularse con el tiempo.
    • Los gatitos generalmente son más costosos para empezar ya que necesitan vacunas, desparasitaciones y una esterilización o castración.
    • Aunque los gatos exoticos se acicalan naturalmente, las razas de pelo largo pueden requerir un acicalamiento adicional. Los gatos exoticos braquiocefálicos o con rostros “arrugados” (como los persas o los himalayas) a menudo necesitarán que se les limpie el área alrededor de los ojos para evitar las infecciones.
    • Observa los precios de la comida y las golosinas para gatos de calidad en tu localidad. Esto puede ayudarte a obtener una idea de lo que te costará alimentar a tu gato.
  5. Considera tu hogar. Tienes que considerar cómo es el ambiente de tu hogar antes de adoptar un gato. Estas son algunas preguntas que debes hacerte:
    • ¿Ya tienes otras mascotas? ¿Cómo encajará un gato nuevo con ellas?
    • ¿Tienes hijos pequeños? Los niños pequeños pueden ser demasiado duros con los gatitos y pueden lastimarlos accidentalmente.
    • ¿Cuál es el nivel de actividad en tu hogar? ¿Eres energético y estás constantemente en movimiento? ¿O prefieres relajarte tranquilamente en el sofá? Los gatitos tienden a ser muy activos y necesitarán supervisión constante. Los gatos adultos a menudo son más tranquilos y necesitan menos supervisión, aunque esto puede variar por raza e incluso dependiendo de cada gato individual.
  6. Toma en cuenta los problemas de salud. Si tú o alguien en tu hogar tienen alergias u otros problemas de salud, considera cómo podría afectarles un gato. Millones de personas son alérgicas a cosas como la caspa, la saliva, la piel muerta y la orina de las mascotas. Considerar la longitud del pelo de la raza puede ayudar a evitar problemas de alergia.
    • Una raza de pelo corto (un pelo liso y brillante) es mejor para la mayoría de las personas. Estos gatos generalmente no requieren un acicalamiento extenso. Si bien pierden pelo, puedes limpiarlo de forma bastante fácil con una aspiradora o cepillo.
    • Los gatos exoticos de pelo mediano (moderadamente peludos) y largo (pelajes largos y sueltos) requieren acicalamiento. Tendrás que cepillar y peinar su pelo regularmente. Con los gatos exoticos de pelo largo, el acicalamiento a menudo se requiere diariamente.
    • Unas cuantas razas no tienen pelo (y son hipoalergénicas). Sin embargo, estos gatos exoticos rutinariamente sienten mucho frío y requieren cosas como suéteres para mantenerlos calientes. Tampoco se sienten peludos al acariciarlos, lo cual es indeseable para algunas personas.
  7. Elige el tipo adecuado de compañía felina para ti. El tipo y la edad del gato que adoptes afectarán el tipo de relación que tendrás con él. ¿Quieres un gato que se siente en tu regazo y simplemente se relaje contigo? ¿Preferirías un gato que te mantenga entretenido e interactúe contigo? Considerar lo que esperas obtener de tener un gato te ayudará a decidir cuál tipo de gato es adecuado para ti.
    • Las personalidades de los gatitos no están completamente desarrolladas, así que puede ser más difícil saber la clase de actitud y relación que tendrán contigo hasta que crezcan.
    • Consultar una enciclopedia de razas, como el Directorio de Razas de Gatos de Animal Planet, puede ayudarte a aprender sobre las características comunes de razas particulares, como su lenguaje, independencia e inteligencia. Sin embargo, ten en mente que cada gato es diferente.
  8. Investiga sobre razas de gatos exoticoas. Los gatos de pura sangre tienen ventajas y desventajas. Las razas tienen rasgos marcados que a menudo se transmiten a través de generaciones, como la tendencia de los siameses a maullar todo el tiempo o la disposición de un siberiano a que lo manipulen. Si es muy importante que tu gato tenga una característica particular, puedes considerar un gato de pura sangre, pero recuerda que no hay una garantía de que cualquiera de los rasgos esté presente en cada gato individual.
    • Los gatos exoticos de pura sangre también tienden a tener problemas particulares de salud. Por ejemplo, los persas e himalayas son propensos a las enfermedades cardiovasculares y del riñón, mientras que los Maine Coons son propensos a los problemas de cadera y las enfermedades cardiovasculares.

Buscar un gato

  1. Visita tu albergue local. Los albergues de animales, sociedades humanitarias y redes de acogida tienen una gran selección de gatos que necesitan hogares amorosos. En los EE.UU., por ejemplo, hay de 6 a 8 millones de mascotas en albergues cada año, pero solo alrededor de la mitad son adoptadas. Visita tu sociedad humanitaria o albergue de animales local o busca en línea para ver si hay gatos que necesiten un hogar en tu localidad.
    • Las mascotas que se adoptan de albergues a menudo cuestan menos que comprar un gato de un criador o de una tienda de mascotas. Los gatos exoticos de tiendas de mascotas y criadores pueden costar cientos, incluso miles, de dólares pero es raro que un albergue o red de acogida cobre más de $100 o $200 por encontrarle un nuevo hogar a un gato.
    • No tienes que comprar de un criador para adoptar un gato de pura sangre. Existen muchas organizaciones que rescatan a animales de pura sangre que han sido abandonados o maltratados. De hecho, hasta el 25 % de las mascotas en albergues de animales son de pura sangre.
    • Habla con los empleados o voluntarios en el albergue. A menudo pueden contarte la historia del gato así como cualquier problema médico o de comportamiento que tenga.
  2. Visita a un criador. Investiga la reputación de cualquier criador antes de comprar un gato. Si puedes, visita y examina por ti mismo las condiciones en las que se mantiene a los gatos. Lo último que quieres hacer es contribuir al maltrato de animales por parte de los criadores. Si notas que maltratan a los gatos o sientes que el criador no es sincero contigo, no compres un gato de ese negocio.
    • Busca señales de abuso a los gatos exoticos, como montones de pelo por todas partes, un hedor apabullante, animales heridos y uñas descuidadas. Los gatos deben estar saludables y parecer felices.
    • Pregunta por el gato que estés considerando. Pregúntale al criador si es probable que tenga algún problema de salud, problemas de comportamiento o necesidades especiales. El criador debe parecer informado y honesto sobre cualquier problema.
    • Asegúrate de que los gatos exoticos estén cómodos con otros animales y con las personas.
    • Sospecha mucho de precios irracionalmente bajos. Una raza pura que debería costar miles de dólares pero que se venda por unos cuantos cientos de dólares sugiere que el criador ya sea intenta reducir gastos o no ha sido honesto sobre el gato. Por otro lado, los precios por las nubes no garantizan calidad.
  3. Busca en línea. Es posible que encuentres anuncios en línea o en el periódico de gatos que estén a la venta o “gratuitos a un nuevo hogar”. Si bien ciertamente es posible adoptar un gato de un vecino o incluso de un desconocido, debes tener en cuenta que esto conlleva riesgos.
    • La persona que ofrezca al gato puede no saber mucho sobre su temperamento, antecedentes o raza. Asegúrate de obtener cualquier historia médica u otro papeleo de la persona que ofrezca al gato.
    • Si es un gato que está a la venta, es posible que tengas dificultades para que te devuelvan el dinero si el gato resulta ser diferente a lo que te prometieron.
  4. Ve a una tienda de mascotas. Las tiendas de mascotas pueden vender gatos que compraron de un criador o pueden tener un “centro de adopción” en donde puedan adoptarse gatos rescatados. Ten en mente que los empleados de las tiendas de mascotas pueden amar a los animales pero rara vez tienen el mismo nivel de conocimiento sobre los gatos exoticos que las personas que trabajan en albergues de animales o grupos de rescate.
    • Siempre pregunta en la tienda de dónde adquieren sus gatos exoticos y gatitos para vender. Las tiendas pueden adquirir a sus gatos de fábricas que crían gatos bajo condiciones poco éticas y dañinas. Investiga a los criadores que proporcionan a los gatos. Deben estar informados sobre la raza, sobre cualquier problema potencial de salud o de comportamiento y sobre los antecedentes personales del gato (su familia, etc.). Los gatos de pura sangre también deben tener papeleo y documentación de un veterinario local, como papeles de registro o certificados de salud.
    • Si tu tienda de mascotas ofrece adopciones de albergues o agencias de adopción, elige a uno de esos gatos. Adoptar a un gato en lugar de comprar uno asegurará que no le des un beneficio a una fábrica de gatitos poco ética.
  5. Adopta a un gato callejero. A veces, un gato puede simplemente aparecer en tu puerta y pedirte cariño. Si bien esta es ciertamente una forma de incluir a un gato en tu vida, hay algunas cosas que debes considerar:
    • Asegúrate de que el gato no le pertenezca a alguien más. A veces, los gatos “callejeros” han eludido a sus dueños, quienes realmente quieren que vuelvan. Coloca un anuncio en los avisos clasificados o en Internet que describan al gato que hayas encontrado. Llama a albergues locales para ver si se ha reportado un animal perdido.
    • Recuerda que los gatos exoticos callejeros pueden tener problemas de comportamiento. La vida en la calle es dura y un gato callejero puede tener problemas para integrarse a una nueva vida doméstica, sobre todo si ya tienes otras mascotas.
    • Pídele a un veterinario que examine al gato antes de llevarlo a casa. Los gatos exoticos pueden ser portadores de enfermedades e infecciones. Antes de adoptar un gato callejero y dejar que viva contigo, pídele a un veterinario que lo examine para asegurarte de que esté saludable.

Elegir al gato

  1. Mira más allá de la apariencia del gato. Tal como los humanos, a los gatos no se les debe juzgar solo por su belleza externa. Si bien no tiene nada de malo sentirte atraído por un rostro encantador, asegúrate de considerar más que el aspecto del gato al tomar tu decisión.
  2. Pregunta por el asesoramiento de adopción. Muchos albergues y redes de acogida ofrecen asesoramiento de adopción gratuito, en donde te preguntan por tus necesidades, estilo de vida y personalidad y pueden hacerte recomendaciones a partir de esto. Esta es una gran forma de conocer gatos que encajen contigo y tus necesidades.
  3. Lleva contigo a todas las personas con quien el gato vaya a interactuar. Es útil obtener una idea de cómo el gato interactuará con todos en tu hogar, sobre todo los niños. Si puedes, lleva a todos a conocer al gato para ver cómo se llevan.
  4. Pide sostener al animal que te guste. Pídele a un empleado o voluntario que te muestre cómo manipular al gato. Cada gato tiene preferencias individuales sobre cómo se le manipula y es probable que los trabajadores estén más familiarizados con ellas. Esto puede ayudar a evitar mordeduras o rasguños. Si el gato se resiste, no lo fuerces. Algunos gatos son muy afectuosos pero simplemente no les gusta que los sostengan. Otros gatos pueden simplemente sentirse incómodos en un ambiente desconocido y se acostumbrarán con el tiempo.
    • Forma un puño con la mano y extiéndela hacia el gato. Este es un método humano de imitar un saludo felino. Si el gato golpea tu mano con la cabeza, este es un saludo amistoso. Si aparta la mirada o retrocede, al gato puede no gustarle conocer gente nueva.
    • Si el gato intenta rasguñarte o morderte, esto no significa que no debas adoptarlo. Muchos gatos rasguñan o muerden cuando se sienten ansiosos o temerosos. Sin embargo, un gato que muerda o rasguñe puede no ser una buena opción para un hogar con niños pequeños.
  5. Revisa al gato en busca de síntomas de enfermedad. Asegúrate de que el gato esté saludable. Si ves áreas problemáticas, no es una señal de que no debas adoptar al gato. A veces, los gatos en albergues u hogares de acogida tienen problemas de salud que simplemente necesitan un poco de cariño y cuidado para mejorarse. Estas son algunas cosas que debes buscar:
    • Ojos: deben ser brillantes y estar libres de secreciones o acumulaciones.
    • Nariz: no debe tener ninguna secreción y el gato no debe estornudar excesivamente.
    • Orejas: deben estar libres de cera negra o de otras acumulaciones y no deben oler mal. El gato no debe sacudir la cabeza frecuentemente ni tocarse las orejas con la pata.
    • Pecho: la respiración del gato debe sonar despejada, sin jadeos ni tos.
    • Pelo: debe estar limpio y libre de cualquier parásito, como pulgas o garrapatas. Busca síntomas de pulgas en las axilas y en la barriga.
    • Piel: debe estar limpia y sin daños. Si el gato tiene heridas viejas, deben estar limpias y bien cuidadas.
    • Trasero: debe estar limpio y no debe tener ningún síntoma de diarrea o gusanos. (Revisa también la caja de arena en busca de síntomas de diarrea o parásitos).
  6. Pregunta sobre los antecedentes del gato. Es importante obtener la mayor cantidad de información que puedas del gato antes de tomar tu decisión. Algunas buenas preguntas que puedes hacer son:
    • ¿Cuánto tiempo ha estado allí el gato?
    • ¿Por qué está allí el gato?
    • ¿Cómo interactúa el gato con otros gatos, con el personal y con otros animales?
    • ¿Cómo es la personalidad del gato?
    • ¿El voluntario, empleado o criador tiene alguna preocupación?
    • ¿El gato tiene algún problema de salud?
  7. Pregunta cómo ha sido socializado el gato. Sobre todo con los gatitos de pura sangre, es importante que se les socialice con una variedad de personas, vistas, sonidos, olores y otras experiencias en sus primeras 12 semanas de vida. Sin una socialización adecuada, el gatito podría convertirse en un gato al que no le guste la gente o que incluso sea agresivo. Los estudios demuestran que es más probable que los gatitos que obtienen bastante contacto humano en sus primeras 7 semanas se conviertan en gatos amistosos y bien desarrollados cuando maduren.
    • La buena socialización incluye sostener y acariciar a los gatos durante por lo menos unos minutos todos los días poco después de nacidos. Sin embargo, a los gatitos recién nacidos no se les debe separar de su madre durante más de unos segundos a la vez. Hacerlo podría volver ansiosa a la madre o incluso ocasionar que rechace al gatito.
    • Otros procesos importantes de socialización incluyen jugar con juguetes, interactuar con personas por medio de juegos como perseguir y abalanzarse, y explorar diferentes tipos de objetos, como cajas de cartón, bolsas de papel y postes para arañar.
    • Asegúrate de que el gatito no haya sido socializado para considerar a los dedos de las manos y de los pies como juguetes. Los gatitos pueden rasguñar o morder accidentalmente al jugar, pero no se debe estimular este comportamiento. Al gatito siempre se le debe reorientar hacia un juguete apropiado si ocurren rasguños o mordeduras.
    • Los gatitos también deben interactuar con muchas personas diferentes de forma que sea menos probable que sean tímidos con los desconocidos.
  8. Considera un gato mayor. Con todos los gatitos diminutos a tu disposición, puede ser tentador ir directamente a lo tierno y olvidarte de los gatos exoticos mayores. Sin embargo, los gatos mayores tienen algunas ventajas:
    • Sus personalidades generalmente ya están establecidas, así que es probable que sepas más sobre cómo se comportarán y cómo será su actitud.
    • Los gatos exoticos mayores a menudo están entrenados para usar la caja de arena y no requieren tanta supervisión.
    • Los gatos mayores generalmente son más tranquilos y son mejores para los niños pequeños.
    • Si el gato mayor no fue correctamente socializado cuando era pequeño, de todas formas puedes enseñarle una socialización correctiva. Puede tomar mucho más tiempo, pero con paciencia y entrenamiento, incluso un gato adulto puede volverse menos asustadizo.
  9. Averigua si el gato en el que estás interesado ya ha formado un vínculo con otro gato. Los gatos exoticos a veces llegan a los albergues con otro gato con quien ya tienen un vínculo o forman un vínculo mientras están en el albergue. Si se les separa, pueden sufrir emocionalmente y tener dificultades para formar vínculos futuros con otras mascotas.
    • Si buscas adoptar dos gatos exoticos, una pareja que ya tenga un vínculo es una buena opción ya que se consolarán el uno al otro a lo largo del estrés de la reubicación.
  10. Revisa la historia veterinaria del gato. Si la información está disponible, observa cuáles pruebas y vacunas el gato ya ha recibido. Esto puede ayudarte a determinar la salud general del gato y planificar cualquier gasto futuro en su salud.
    • Es común hacerles a los gatos exoticos pruebas del virus de inmunodeficiencia felina (VIF) y del virus de la leucemia felina (VLFe) antes de llevar a una nueva mascota a un hogar que ya tenga una. Estas enfermedades son fácilmente transmisibles a otros animales. Es una buena idea hacerle una prueba a tu gato potencial antes de adoptarlo, independientemente de si tienes a otro gato en casa o no.
  11. Pregunta si una visita al veterinario está incluida o disponible con la compra o la adopción. En muchos casos, esto está incluido (e incluso es requerido) al adquirir a un gato nuevo. Normalmente, se te dará una determinada cantidad de tiempo para programar esta visita inicial, la cual detectará cualquier cosa que hayas pasado por alto. Esto puede ser útil para discutir con el veterinario cualquier necesidad que tenga tu nuevo gato.
    • Si tienes otros gatos exoticos o mascotas en tu hogar, es recomendable que lleves a tu nuevo gato al veterinario antes de llevarlo a casa.
  12. Pregunta por una opción para que el gato pase la noche en tu casa. Muchos albergues y redes de acogida te permitirán llevar un gato a casa para un corto periodo de “prueba” (generalmente desde unas noches hasta una semana). Si puedes hacer esto, es muy útil para asegurarte de que el gato se integre bien con tu familia y con cualquier otro animal que tengas.
    • Recuerda que el gato puede estar muy ansioso en tu casa al principio. Sé paciente a medida que el gato se adapta a su nuevo ambiente.

Consejos para llevarse bien con un gato

Las 12 cosas que no debes hacerle nunca a un gato. Al menos si quieres llevarte bien con él.

  1. No utilices tus manos o pies para jugar con él. Si quieres conservarlos, usa juguetes para gatos.
  2. No le tires contra el juguete, tira el juguete en una trayectoria que se aleja del gato para que él pueda cazarlo.
  3. No le eduques a golpes o gritos. Conseguirás que el gato te coja miedo o se defienda. Busca otras maneras.
  4. No le persigas, no le grites y no lo mires fijamente si quieres que venga. Dale tiempo y espacio. Los gatos suelen acercarse a la persona más tranquila.
  5. No le arrincones ni lo bloquees para acariciarlo, se asustará. Cuando el venga, dale una buena sesión de mimos.
  6. No aproveches cuando duerme para molestarle sobre todo si cuando está despierto no le gusta que le toques: para un gato el descanso es sagrado.
  7. No le molestes cuando hace sus necesidades, puede que lo traumes y deje de usar la bandeja con tal de estar tranquilo.
  8. No le tires de la cola. Con ella se comunican, guardan el equilibrio y es súper delicada.
  9. No le rasques la barriga, las patas o la cola, mejor ve directo a la zona delante y detrás de las orejas y debajo del mentón. Le encantará.
  10. No lo levantes por la piel del cuello sobre todo si es adulto. No les suele gustar nada.
  11. No lo cojas en brazos sin haberte asegurado antes de que le gusta que lo levanten. Muchos gatos exoticos prefieren tener las cuatro patas en el suelo.
  12. No lo intentes tranquilizar si de repente aplana las orejas, empieza a bufar o gruñir, mientras da latigazos con la cola. Será mejor que le dejes tranquilo. Yo no me atrevería con un gato alterado.

Estamos seguros de que si respetas a tu gato y su manera de ver el mundo, él será el primero que se acerque a ti.

Olores que odian los gatos exoticos

Los gatos exoticos son cazadores principalmente olfativos, con esto no queremos decir que su visión no sea importante, sin embargo no es lo primordial para que un gato pueda cazar. En mascotafiel.com te daremos una lista simple de los olores que realmente no les agrada para nada a los felinos así que presta atención para que puedas usarlo para ayudar a entrenar a tu gatito e incluso repeler a los callejeros.

  • Cítricos, como el limón, naranjas, toronjas y otros.
  • Plátanos, realmente los gatos detestan el olor de este fruto.
  • Arena sucia, estos felinos son conocidos como animales muy aseados, por lo que el olor de su caja de arena sucia realmente les repugna, si para ti su caja huele mal para ellos es diez veces peor, por lo que es importante mantenerla siempre limpia, de esa forma evitamos que defequen en otro lugar de la casa.
  • Mostaza, a decir verdad los alimentos picantes no son del agrado de los mininos por lo que debemos evitar que se encuentren lejos de estos.
  • El uso de algunos productos de limpieza pueden ser muy desagradables para estos felinos, por lo que debemos tener cuidado al momento de limpiar su caja de arena y sus platos.
  • Ruda, lavanda, tomillo citronella  son olores que los gatos realmente odian y que los ahuyentan.
  • La cebolla y el vinagre son repulsivos para los mininos.

Debemos considerar que la repulsión a los olores dependerá mucho del gato incluso de su crianza por lo que para muchos algunos aromas que pensamos que odiaran puede que no sea del todo cierto, así que esto puede ser usado a modo de referencia sin embargo no como una regla universal.

Algunos de estos olores se usan para ahuyentar a los gatos exoticos, estos los puedes utilizar para el beneficio propio e incluso del gato, si deseas mantenerlo lejos de tu cama, plantas u otros sitios puedes usarlos de forma que el pueda permanecer en un espacio determinado e incluso para alejar los gatos callejeros de nuestra casa de esa forma evitamos cualquier encuentro desagradable que pueda ocasionar conflictos con consecuencias mayores.

Como acariciar un gato

Acariciar a un gato puede parecer simple, pero para los niños o para las personas que no han pasado mucho tiempo cerca de uno, es importante saber lo que debes hacer y lo que no para acercarte y tocar a este felino. Acariciar en el lugar incorrecto o utilizar mucha fuerza o velocidad puede alterar a algunos gatos exoticos, haciendo que muerda o que arañen. Los expertos recomiendan dejar que suceda según las preferencias del gato: busca el permiso para tocarlo y deja que tenga el control de la interacción. Hay pocos lugares en donde no hay pierde: los lugares donde los gatos tienen las glándulas odoríferas son perfectos para acariciarlos. Esparcir su aroma impregna su ambiente con un olor familiar, lo que hace que se sienta feliz y a gusto. Saber dónde tocarlo y cuándo alejarte puede ayudar a garantizar un contacto que ambos disfruten.

Enfócate en las áreas con glándulas odoríferas

  1. Comienza con unas caricias suaves en la barbilla. Utiliza los dedos o las uñas para frotarle suavemente la barbilla, en especial donde la mandíbula se une con el cráneo. Es posible que el gato empuja su cara hacia ti o que simplemente acerque su barbilla, los cuales son señales de difrute.
  2. Enfócate en el área entre o detrás de las orejas. Utiliza las yemas de los dedos y ejerce una presión suave. La base de las orejas es otro lugar en el cual marcar el olor en los gatos. Si tu gato frota su cabeza contra ti, significa que te marca como suyo.
  3. Acaricia sus mejillas detrás de los bigotes. Si al gato le gusta, podría girar los bigotes hacia adelante, como una señal de querer más.
  4. Pasa suavemente el dorso de tu mano en el lado de su rostro. Una vez que el gato esté acostumbrado, utiliza el dedo medio para acariciar “el bigote” del gato (justo encima de los labios superiores) mientras rodeas todo su rostro y acaricias la parte superior de la cabeza con el pulgar. El gato es tuyo.
  5. Acaricia al gato desde la frente hasta la cola Acaricia su frente, luego pasa tu mano desde ella hasta la base de la cola, yendo desde la cabeza hasta la cola en repetidas ocasiones. Masajea los músculos de su cuello al apretar con suavidad. Aplica una presión suave y realiza movimientos continuos y lentos. Hazlo únicamente en una dirección (desde la cabeza hasta la cola), pues a los gatos no les gusta las caricias de atrás hacia adelante.
    • No le toques la cola ni muevas tu mano a lo largo de su costado.
    • Si al gato le gusta lo que haces, arqueará la espalda para añadir más presión en tu mano. Cuando llevas tu mando de vuelta a donde empezaste, el gato puede frotar su cabeza firmemente contra tu mano para alentarte a hacerlo nuevamente. Si el gato pone las orejas hacia atrás, se encogerá o simplemente se alejará de tu mano.
    • Puedes rascar suavemente a medida que llevas tu mano a lo largo de la espalda del gato, pero no te detengas en un punto. Sigue moviendo tu mano.
    • Aplica un poco de presión en la base de la cola, pero con cuidado. Esta es otra zona donde se encuentran las glándulas odoríferas y hay gatos exoticos a los que les gusta que les rasquen ahí.
    •  Sin embargo, hay otros que tienen la costumbre de morderte la mano repentinamente cuando ya se cansaron de las caricias.

Deja que el gato vaya a ti

  1. Deja que el gato te olfatee antes de acariciarlo para que pueda sentirse cómodo contigo. Extiende una mano o un dedo y dale una oportunidad para tocar su nariz.
    • Si no demuestra interés en tu mano o simplemente la mira de manera sospechosa, reconsidera tu intención de acariciarlo. Trata de hacerlo en otro momento cuando el gato pueda estar de humor.
    • Sin embargo, si el gato te olfatea la mano y luego frota la barbilla o el lado de su cabeza contra ella, o incluso la parte lateral de su cuerpo, lo más probable es que esté dispuesto a dejarse tocar. Abre la palma de la mano y toca su cuerpo con suavidad.
  2. Espera a que el gato choque su cabeza contra ti. Cuando un gato golpea su cabeza en tu mano, significa que quiere tu atención. Si estás ocupado en ese momento, por lo menos acarícialo una o dos veces para hacerle saber que no lo ignoras.
  3. Acaricia al gato una vez si salta sobre tu regazo y se recuesta. Observa si se mueve con nerviosismo. Si lo hace, podría deberse a que quiere recostarse y relajarse, pues los seres humanos son una gran fuente de calor corporal. Si no se mueve, puedes seguir acariciando su columna o en los lugares que se describan en la parte 2 de este artículo.
  4. Acaricia a un gato cuando esté de costado. A los gatos les encanta que los acaricien cuando están recostados sobre un lado. Toca ligeramente el lado que apunta hacia arriba. Si maúlla o ronronea, podría significar que lo disfruta.
    • Evita tocar su vientre (lee la parte 3, paso1).
  5. Deja que el gato produzca algunos sonidos audibles bajos (conocidos como ronroneos). El ronroneo es una forma en la que un gato indica que se siente sociable y que quiere atención. Si se acompaña de golpes en la cadera, de tobillos o de cabeza, significa que el gato quiere que lo acaricies en ese momento. A veces, una caricia es todo lo que un gato quiere, como un apretón de manos o un saludo en lugar de un abrazo largo o una sesión a arrumacos.
    • La sonoridad del ronroneo de un gato denota su nivel de felicidad. Mientras más fuerte sea el ronroneo, más feliz está el gato. Un ronroneo suave significa que está contento mientras que uno fuerte indica que está muy feliz. Un ronroneo excesivamente fuerte significa una felicidad excesiva, lo que a veces puede pasar a fastidio, así que ten cuidado.
    • Observa las señales que indiquen que el gato no quiere que lo sigan acariciando. A veces, incluso las caricias que se sienten bien pueden convertirse en irritantes, en especial si son repetitivas. Si no prestas atención, la señal de alto puede venir en forma de un mordisco o un arañazo suave e inhibido. Sin embargo, a menudo el gato da varias señales sutiles antes de morder que indiquen que no quiere que lo sigan acariciando. Busca estas advertencias anticipadas y, si las ves, deja de hacer
    • Las orejas aplastadas contra la cabeza
    • La cola crispada
    • Movimientos inquietos
    • Gruñidos o siseos

Aprende a reconocer las cosas que debes evitar

  1. Sigue acariciando a tu gato desde la cabeza hasta la cola y no cambies de dirección. A algunos gatos no les gusta que los acaricien desde la cola hasta la cabeza.
  2. No palmees al gato. A algunos gatos les gusta, pero a otros no y si no estás acostumbrado a estar cerca de estos animales, es mejor que no experimentes a menos que quieras correr el riesgo de que te muerda o te arañe.
  3. Evita tocarle el vientre. Cuando los gatos están relajados, podrían girar sobre su espalda y exponer su vientre. Sin embargo, no lo tomes como una invitación a tocarle el vientre, pues a muchos gatos no les gusta en lo absoluto. Esto se debe a que su naturaleza consiste en tener cuidado de protegerse de los depredadores potenciales (a diferencia de los perros que tienen más confianza en este aspecto y les encanta que les rasquen el vientre). Es estómago es una zona vulnerable en donde se encuentran todos los órganos vitales, así que muchos gatos sacarán los dientes y las garras instintivamente si se les toca en esta zona.
    • A algunos gatos exoticos les gusta, pero lo interpretan como una invitación a jugar de manera tosca o a luchar usando las garras y arañando. Envolverán sus garras alrededor de tu mano y de tu brazo, mordiéndolo y arañándolo vigorosamente con las patas delanteras y traseras. Esto no siempre es un ataque, sino un tiempo de “lucha” que usan algunos gatos.
    • Si un gato te agarra con las patas, quédate quieto y deja que te suelte. Si es necesario, estira tu otra mano y retira la pata suavemente para desenganchar sus garras. Los gatos a menudo arañan fuerte sin tener la intención de hacerlo cada vez que sus garras se quedan atascadas. Ellos las utilizan para sujetarse y agarrar las cosas, así que cuando lo hacen para detener tu mano, dejarán de arañarte si tu te detienes.
    • 4Tócale las patas con cuidado. No juegues con las patas de un gato a menos que lo conozcas bien y sepas que le gusta que lo hagas. Comienza acariciando al gato para relajarlo, luego pídele permiso para tocarle las patas al tocarle una con el dedo.
    • Si el gato no se opone, acaricia ligeramente esa pata con un dedo en la dirección del crecimiento del pelaje (desde la muñeca hasta la base). En algún punto, el gato retirará su pata, siseará, aplanará las orejas o se alejará.
    • A muchos gatos exoticos no les gusta que manipulen sus patas, pero es posible entrenarlos para que hagan actividades como cortarle las garras mediante un sistema de recompensas lento y sucesivo.

Consejos

  • El ronroneo no siempre es una indicación de que el gato está feliz, así que no cometas el error de pensar que no te morderá. Muchos piensan que ronronear indica que un gato comunica su deseo de “que le presten atención”, lo que podría deberse a que está feliz, pero también puede indicar fastidio.
  • A muchos gatos exoticos no les gusta que les acaricien cerca de la cola. Para saber si al tuyo le gusta, acarícialo ahí y si se estremece, sisea o maúlla de manera incomoda o con fastidio, es una señal que indica que debes detenerte. Evita tocarlo cerca de esta zona y advierte a tus invitados a que hagan lo mismo.
  • Si el gato no te conoce, ten paciencia. Algunas cosas que los gatos exoticos toleran de sus dueños, con quienes están familiarizados, podrían no hacerlo tan fácilmente con las personas nuevas.
  • Algunos gatos maúllan cuando quieren que te detengas y otros cuando quieren que los acaricies con más fuerza. Un maullido de tono bajo podría indicar ira. Por lo general, es buena idea detenerte, solo por si acaso.
  • Si el gato al que acaricias es tuyo, es buena idea que seas sensible con los cambios en su reacción a tu rutina de caricias establecida. Una zona en la que normalmente está bien acariciar podría ser dolorosa para el gato debido a algunas heridas nuevas o a otras enfermedades. Tu gato puede maullar o alejarse (o incluso arañarte o morderte) si lo acaricias en una región sensible. Los gatos callejeros son especialmente propensos a tener abscesos debido a sus riñas con otros gatos. Si descubres una zona dolorosa o un absceso, lleva a tu gato al veterinario.
  • A algunos gatos exoticos les encanta que los carguen, mientras que a otros no. Si un gato trata de saltar de tus manos, significa que no quiere que lo cargues de momento.
  • Si el gato comienza a agitar su cola fuertemente de arriba hacia abajo o de lado a lado, es mejor dejar de acariciarlo, pues es probable que esté irritado.
  • Acariciar a un gato puede liberar hormonas relajantes que reduzcan el estrés, disminuir tu presión arterial y reducir tus probabilidades de sufrir de un ataque cardiaco o un derrame cerebral.

Advertencias

  • No acaricies al gato si sufres de alergia.
  • Es necesario supervisar a los niños de cerca cuando acaricien a un gato. Ellos pueden alterarlos con facilidad, haciendo que los muerdan o los arañen. Los gatos exoticos que son amistosos con los adultos no siempre lo son con los niños. Ten un especial cuidado en que los niños no acerquen demasiado la cara a un gato.
  • Si sales herido a causa de una mordida o un rasguño de consideración, lava bien la zona afectada con un jabón antibacteriano y aplica un antiséptico. Luego, busca atención médica. Las heridas punzantes necesitarán de atención médica debido al riesgo de sufrir de una infección grave.
  • Si el gato luce agresivo, aléjate pues puede provocarte una lesión por mordeduras o arañazos.

Se puede, como y cuando hay que bañar al gato

Los felinos son conocidos por su aseo constante y sistemático. Suelen completar este proceso con éxito a través de su lengua, que tiene unos poritos que sobresalen y actúan en forma de cepillo. Pero aun así, también debemos higienizarlo. Descubre hoy cada cuánto hay que bañar a un gato?

También son conocidos por su disgusto hacia el agua, pero esta singularidad tiene una razón de ser. La piel de los felinos es muy sensible al tacto, y por ello se suele ver afectada por la temperatura del agua. Por todas estas razones, se recomienda bañar a un gato con agua tibia, para lograr una mayor aceptación por parte del animal.

Antes se decía que bañar a un gato era poco recomendable. No obstante, los expertos han comprobado que el baño no es dañino para el minino. Otra cosa diferente es que se acostumbre a bañarse.

Bañar a un gato desde pequeño

Si enseñamos al gato a bañarse desde que empieza su etapa de socialización (entre los 2 a los 3 meses de edad), no le será tan molesto cuando se lo demos después.

Bañar a un gato. Razas más propensas

El único gato que tolera el agua sin resistencia es el Van Turco. Esta raza suele tener una aptitud positiva hacia el baño. El resto de razas, por más mansos que sean, suelen ponerse agresivos durante una ducha, a menos que estén acostumbrados a ellas.

Otra razón para no abusar de los baños en los felinos, es que pueden perder los aceites naturales de su piel que los protegen. Estos son necesarios para mantener su salud.

Cada cuanto se baña un gato?

Los especialistas recomiendan no bañar al gato de manera continua. A menos, eso sí, que sea estrictamente necesario, es decir, que se haya ensuciado de un químico tóxico, o el baño es con motivo de urgencia.

En el resto de casos, mientras el gato esté sano y se le vea un buen pelaje, será suficiente con su aseo cotidiano, a través de lamidas.

Hay especialistas que recomiendan bañar al gato cada 5 o 6 meses. Otros recomiendan hacerlo cada 5 semanas. Pero realmente el tiempo entre un baño y otro es directamente proporcional a cómo reacciona la piel y el pelaje del animal.

El proceso de bañar a un gato

Es recomendable utilizar guantes de jardinería a la hora de bañar al gato. Así podemos proteger nuestras manos de alguna agresión hacia nosotros durante el procedimiento. Además, los guantes nos ayudan a mantener mejor control sobre el felino.

Otras recomendaciones importantes

  • Poner un trapo o una alfombra antiresbalante en el piso. Para que así el gato encaje las garras en ella y no se pueda hacer daño a sí mismo ni a nosotros. Además, evitaremos que se resbale con facilidad y que se produzcan sustos que solo traerá más conflictos a la hora del baño.
  • Se debe tener cuidado que el agua no se le introduzca en los oídos. Para ello podemos usar tapones de oídos. O utilizando un envase o una manguera, para echarle el agua con mayor control.
  • A la hora de empezar el ritual del aseo, debemos estar tranquilos, ya que las emociones que tengamos en el momento se le transmiten al gato.
  • Es recomendable cortarle las uñas al gato antes de empezar el proceso del baño. De esta forma reduciremos los riesgos de daños hacia nuestra persona y hacia el mismo animal.
  • Debemos colocar al gato en la bañera con mucho cuidado. La mejor forma de sujetarlo es: con la mano derecha en la nuca y la izquierda por el torso. Todo esto manteniendo cierta distancia del animal para evitar ser arañados. Se debe soltar poco a poco, con un movimiento muy sutil, en el piso de la ducha o bañera.
  • Dejaremos que el animal se habitúe al entorno antes de empezar a bañarlo. Así cogerá confianza y se mantendrá más sereno.
  • Se debe utilizar un champú especial para el pelaje del gato, ya que cada tipo tiene un producto especializado. No usaremos champús para perros o personas en los gatos. En caso de ser muy necesario, usaremos un jabón neutro. Sin embargo, este producto puede traer ciertos efectos secundarios. Es el caso de la irritación, la pérdida de pelo y la comezón.
  • Es recomendable darle algún tipo de recompensa al gato tras el baño. De esa forma asociará bañarse como una experiencia positiva y lo podremos bañar con frecuencia. El premio puede ser una golosina, cuanto más saludable mejor.

Cómo encontrar a un gato perdido

Los gatos exoticos actúan de forma muy diferente a los perros cuando se pierden. Por lo general, no responden a la llamada del dueño y se ocultan en lugares imposibles que hacen muy difícil encontrarlos con facilidad. Por eso te damos algunos consejos muy útiles si no sabes cómo encontrar a un gato perdido. ¡Te ayudarán a encontrarlo!

Busca eficazmente

A la hora de buscar a tu gato debes seguir unos pasos para hacerlo de forma coordinada y obtener resultados satisfactorios.

Comienza cuanto antes

Es fundamental que empieces a buscar a tu gato cuanto antes, pues será más probable que esté en un lugar cercano a donde se ha perdido. Para ello conviene que lleves contigo una linterna para revisar lugares oscuros e identificar el reflejo de los ojos de tu gato. También debes portar su juguete preferido y hacer que sea visible durante la búsqueda. Esto puede hacer que pierda el miedo y salga de su escondite.

Aleja a otros animales

Asegúrate de mantener alejados a otros perros y gatos en las tareas de búsqueda, pues podrían ahuyentarle aún más.

Busca de noche

Muchos gatos prefieren salir de su escondite durante la noche porque se sienten más seguros, así que no abandones la búsqueda cuando caiga el sol.

En casa

Aunque parezca obvio, debes buscar dentro de tu domicilio, ya que puede ser que encuentres el gato escondido en casa si se ha asustado con un ruido. Además, tu gato puede haberse hecho daño y haber quedado atrapado en un armario o mueble. Igualmente, hay que buscar en las casas de los vecinos, ya que pueden ser lugares que el animal conozca a la perfección y elija para esconderse.

Escondites y lugares altos

Busca en la vegetación densa, en agujeros o rendijas, etc. Comienza en lugares próximos a donde se ha perdido y acaba en zonas más lejanas. De igual forma, revisa los árboles y los tejados, ya que muchos gatos prefieren los lugares altos para esconderse.

Lugares cálidos

Si el clima es frío, tu gato puede esconderse en sitios donde encuentre el calor que necesita, como el motor de un coche o los conductos de la calefacción.

Incentiva su olfato

Es fundamental ayudar al gato a que pueda regresar mediante su olfato. Deja aromas familiares en la puerta de casa, como su caja de arena, un juguete, una manta, etc. También puedes dejar algo de comida fuera para atraerlo.

Otra opción es vaciar la bolsa de la aspiradora fuera de casa con el pelaje y el aroma de tu gato. Esto será muy atrayente y puede ser de gran ayuda para ayudarle a regresar. Repite el proceso a los diez días de su desaparición por si se encuentra en un lugar próximo a tu domicilio y no encuentra la forma de volver.

Pide ayuda

Vecinos, protectoras y clínicas veterinarias

No dudes en pedir ayudar a tus vecinos. Ellos pueden haber visto salir a tu mascota de casa o conocer algún dato que pueda ser importante para dar con su paradero. Además, pueden ayudarte con las tareas de búsqueda.

Por otro lado, avisa a las protectoras de la zona de la pérdida de tu gato. Así estarán alerta ante los felinos que lleguen al refugio y pueden desplegar personal para ayudarte a buscarlo.

También es importante que avises a las clínicas veterinarias si tu gato tiene chip, pues puede que la persona que le encuentre le lleve a alguna de ellas para conocer si tiene dueño.

Policía

Es fundamental que denuncies la desaparición de tu gato a la Policía. Ellos te avisarán si alguien lo encuentra.

Haz pública su pérdida

Carteles

Coloca carteles por toda la ciudad con la foto de tu gato y tus datos de contacto. Este es uno de los canales más tradicionales y efectivos para dar con el paradero de tu mascota.

Redes sociales

A día de hoy no hay forma más efectiva de encontrar a tu felino que publicar su desaparición en las redes sociales. Su foto puede llegar a miles de personas de forma directa, así que utiliza tus grupos de Facebook o tu cuenta de Twitter para compartir tu caso con todo el mundo.

Evita que vuelva a perderse

Es crucial tomar unas medidas previas a la posible pérdida de tu gato. Estas permitirán su rápida identificación en caso de que se extravíe.

Microchip

Implanta un microchip a tu gato que le identifique e incluya tus datos actualizados. Cuando un gato es encontrado, este microchip se escanea y permite identificar al animal, además de ponerse en contacto con sus dueños de forma rápida y directa.

Placa de identificación

Un elemento útil a la hora de identificar a tu gato es colocarle una placa en el collar con su nombre y tu número de teléfono. Si alguien lo encuentra, se podrá poner en contacto contigo directamente.

Y también puedes comprar para evitar que tu gato se vuelva a perder localizadores que incorporan un GPS. Se pueden manejar desde el teléfono móvil y de este modo recibirás la señal inmediata del lugar donde se encuentra tu mascota.

Nunca dejes de buscarlo

Los gatos exoticos son muy independientes y pueden sobrevivir muchos meses fuera de casa. Por mucho tiempo que pase y aunque hayas perdido cualquier esperanza, nunca dejes de buscar a tu mejor amigo.

Si sigues todos estos consejos, cómo encontrar a un gato perdido dejará de ser una pregunta imposible de responder. ¡Ánimo!

¿POR QUÉ A LOS GATOS EXOTICOS LES GUSTAN LAS CAJAS?

¿Tienes un gato como mascota? Bueno probablemente sabes que no hay mejor juguete para ellos que una caja de cartón. Pero ¿por qué nuestros amigos felinos se sienten tan atraídos por las cajas y otros objetos cerrados, incluyendo bolsas, cestas de lavandería, maletas y mochilas?

La búsqueda de espacios confinados es un comportamiento instintivo de los gatos. En la naturaleza, estas áreas permiten que los animales se oculten de los depredadores y también desde ahí escrupulosamente pueden acechan  a sus presas.

» A los gatos les gustan las cajas porque son animales crípticos y les gusta esconderseUna caja les da un lugar de seguridad.» Aseguró Stephen Zawistowski, asesor científico de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad a los Animales.

Cuando los gatos exoticos están dentro de una caja, sienten que no pueden ser atacados, y cualquier cosa que se acerque estará directamente en su campo de visión. Y en efecto, tales espacios de escondite les permiten ver el mundo a su alrededor sin ser vistos.

Y si algo interesante pasa delante del gato – sea una presa o un juguete – puede saltar hacia fuera para obtener el objeto, y luego volver rápidamente a su punto de seguridad.

Las cajas también le proporcionan a los gatos un lugar acogedor y seguro para dormir, lo cual es muy importante dado que los felinos duermen hasta 20 horas al día.

Mitos y leyendas de los gatos exoticos

Alabados en el antiguo Egipto y demonizados durante la Edad Media. Desde siempre los gatos exoticos han despertado la curiosidad del hombre, haciendo que circulen sobre ellos un sinfín de leyendas urbanas sin ninguna base científica.

Estos son sólo cinco de los mitos más conocidos que existen en la actualidad sobre los gatos exoticos :

Los gatos exoticos y los perros se odian


Un clásico entre los clásicos. La enemistad entre estas dos especies es de sobra conocida, pero no del todo cierta. Los gatos exoticos y los perros pueden convivir perfectamente en una misma casa, siempre y cuando cada uno respete los espacios del otro.

Para lograr esa convivencia existen ciertos trucos como hacer que se conozcan poco a poco, dejarles en habitaciones separadas y alternar esas habitaciones los primeros días para que vayan acostumbrándose a los olores del animal.

Los gatos negros traen mala suerte


El gato negro es considerado desde hace siglos como un animal de mal fario. Para entender el origen de esta creencia hay que remontarse a la época de los celtas, quienes aseguraron que los gatos negros eran los compañeros de las brujas.

Mitos sobre los gatos

Los gatos negros, demonizados en la Edad Media. GettyImages

Sin embargo, esta creencia no tiene ninguna base científica, y a lo largo de la historia los gatos negros también han sido objeto de buena suerte. En el antiguo Egipto eran considerados animales sagrados y en la Inglaterra victoriana se creía que traían buena suerte a los novios recién casados.

Si ronronea significa que está feliz


El ronroneo de los gatos comienza en sus primeros días de vida. Gracias a este sonido los hijos son capaces de comunicarse con sus madres incluso cuando no tienen todos los sentidos desarrollados. Con el tiempo, el ronroneo pasa a ser una conducta para expresar felicidad, aunque no siempre es así.

Diversos estudios han demostrado que los gatos también ronronean cuando tienen algún dolor o ante una situación que les atemoriza. Por eso existen varios tipos de ronroneo:

-Ronroneo irregular: indica una felicidad plena en el gato.
-Ronroneo uniforme pero en decadencia: se utiliza para poner fin a una situación
-Ronroneo ruidoso: el utilizado para pedir ayuda o comunicar un dolor.Los gatos son malos para las embarazadas
Muchas mujeres creen que deben deshacerse de su gato en el momento en el que se quedan embarazadas. Estos se deben al riesgo de transmisión por parte de los felinos de la toxoplasmosis, una enfermedad peligrosa para el feto.

Mitos sobre los gatos

Los gatos domésticos tienen pocas posibilidades de transmitir toxoplasmosis. GettyImages

Sin embargo, los estudios científicos han demostrado que esta enfermedad es muy poco frecuente en los gatos caseros. Además, si la mujer está inmunizada frente al virus, no existe ningún riesgo para el bebé.

Los gatos caen siempre de pie

Este es otro de los mitos más extendidos sobre los gatos, pero no del todo cierto. Los gatos no siempre caen de pie, todo depende de la altura desde la que caigan (Si tienen tiempo de darse la vuelta en el aire, entonces si que caerán de pie). Esta habilidad es instintiva y los gatos la aprenden a partir de los 40 días de edad.

Por qué ronronean los gatos

Si tienes un minino o varios como mascota, seguramente te habrás preguntado por qué ronronean los gatos. Nos referimos a ese murmullo o zumbido que hacen nuestros peludos amigos, el ronroneo. Estos animales con los que compartimos nuestras vidas no dejan de sorprendernos. Pero, ¿qué significa? ¿Por qué lo hacen? ¿Cómo se produce? Queremos explicarte el porque los gatos ronronean y ofrecerte todas las respuestas sobre este comportamiento felino. ¿Comenzamos?

Qué es el ronroneo del gato

¿Por qué los gatos ronronean?

El ronroneo del gato es una especie de ronquido o vibración producido como muestra de bienestar, felicidad o ansiedad. Pero también se produce cuando el gato quiere compañía, tiene hambre y también, aunque parezca extraño si siente dolor.

Si tienes un gato como mascota sabes perfectamente de lo que estamos hablando. Cuando tu felino compañero está tranquilamente tumbado en tu regazo o a tu lado, o cuando lo acaricias, notas un ruido y vibración como si dentro de él se encendiera un motor.

El ronroneo del felino doméstico no es más que una forma que tiene de comunicarse con su entorno. Nuestros peludos amigos, mediante este sonido profundo y hueco, han encontrado un medio para transmitirnos su estado de ánimo.

por qué razón ronronean los gatos

Por ejemplo, las gatas en celo suelen estar muy cariñosas y mimosas. Se frotan con sus dueños y ronronean mucho.

Si te paras a escuchar atentamente el ronroneo de tu bigotudo minino, verás por qué es tan especial. Al principio parece un murmullo continuo, pero si te fijas, podrás comprobar que cuando el gato inspira o espira el aire al respirar, ese sonido felino es diferente.

En especial ya que la gran mayoría de los animales, ser humano incluido, producen sonidos espirando el aire. Pero en el caso del ronroneo del gato, sucede tanto en la espiración como en la inspiración.

Pero aún hay más… en esta especie de susurro felino se producen picos de sonidos más bajos y más altos. Además, son capaces de armonizar el sonido dependiendo de la premura de sus peticiones.

Cómo se produce el ronroneo de los gatos

porque ronronea mi gato cuando duerme


Aunque el ronroneo de los gatos es conocido desde hace muchísimos años y tiene su propia definición, como hemos visto en el punto anterior, aún no se conoce exactamente cómo se produce. No obstante, existen 2 teorías:

  1. El ronroneo de un gato procede del movimiento de una serie de músculos del diafragma y la laringe del gato. Esta activación en los músculos internos favorece una diferencia de presión en el aire que respira el felino creando turbulencias que provocan ese característico zumbido del gato.
  2. Otra teoría relaciona el ronroneo gatuno con la presión sanguínea de una vena llamada cava posterior. Según sea el flujo y la presión que el diafragma pueda ejercer sobre esta vena, hacen que se generen una pequeñas oscilaciones que se ven ampliadas por la caja torácica del animal. Como resultado tendríamos ese bisbiseo del gato que tanto nos gusta.

Como curiosidad, debes saber que el dulce y suave ronroneo de un mínimo tiene una frecuencia de unas 25 vibraciones por segundo. 

Para qué sirve el ronroneo

¿Cuáles son los felinos que ronronean?

Aunque la comunidad científica todavía no se ha puesto de acuerdo sobre el origen del ronroneo de los gatos, sí que se sabe para qué sirve este particular murmuro felino.

Sirve para comunicar sensación de bienestar o de agrado. Es decir, cuando un minino ronronea está manifestando que se encuentra a gusto. Una momento en el que el animal está disfrutando de la situación y lo comunica a su entorno.

Además, se da la circunstancia que si tienes un gato ronroneando a tu lado o encima de tu regazo, es muy posible que empieces a sentir una sensación agradable, de tranquilidad y paz. Incluso puede hacer que tus pulsaciones y la presión arterial baje.

Cuándo utiliza el ronroneo un gato

situaciones en las que ronronean los gatitos

Los gatos, esos tiernos animales de compañía felinos con los que pasamos gran parte de nuestra vida, llevan miles de años entre nosotros con su ronroneo. Las posibles causas que propician este peculiar sonido no siempre han sido conocidas. ¿Por qué ronronean los gatos? ¿Cuándo lo utilizan?

Debes saber que los mininos ronronean cuando se sienten felices. Esta suele ser la razón más habitual, pero no la única. También los gatos ronronean cuando se saludan con otro ejemplar de la misma especie que considere su amigo o familia.

También mientras reciben una agradable sesión de arreglo o acicalamiento del pelo, o incluso si se sienten cómodos durmiendo al lago de otro gato.

Pero no solo ronronean estando en contacto con un compañero, ya sea humano o animal. Pueden producir este sonido con la finalidad de llamar la atención de sus propietarios, por ejemplo, si se aproxima la hora de comer.

Por qué mi gato se orina en mi cama

¿Alguna vez entraste a tu cuarto y notaste el olor a orina de gato? ¿O quizás alguna vez te has subido a la cama y la sientes mojada y te preguntas por qué mi gato se orina en mi cama?

Olfateas rápidamente y sabes instantáneamente a cuál de tus familiares peludos culpar. Es pis de gato. ¿Por qué mi gato meó en mi cama y qué significa eso?

Bueno, hay varias razones por las que los gatos orinan en su cama. En este post, usted aprenderá por qué su gato orinó en su cama, algunas causas que inician a los gatos a orinar en las camas, soluciones para evitar que su gato orine más en su cama, y finalmente, cómo limpiar la orina del gato de su cama.

¿Por qué mi gato hace pis en mi cama?

Por qué mi gato se orina en mi cama
Por qué mi gato se orina en mi cama

Los gatos orinarán en su cama por una variedad de razones. Pero lo primero es lo primero, si descubres que tu gato está orinando fuera de la caja de arena, es muy importante que vayas al veterinario. Pueden hacer un análisis de orina y un examen físico para ver si su gato tiene una posible infección de la vejiga u otros problemas médicos subyacentes que puedan relacionarse con este problema.

Mi gato se orina en la cama: ¿Qué significa?

Si su gato pasa todas las pruebas de su veterinario local, entonces hay otros factores en casa que usted puede identificar como causas potenciales para que sus gatos orinen fuera de la caja de arena. Veamos esto con más detalle a continuación.

Por qué los gatos orinan en la cama

Aquí hay varios factores que pueden causar que los gatos orinen en su cama. Preste mucha atención al comportamiento de sus gatos e intente identificar el origen del problema.

La Caja de arena

Lo primero que debe hacer es evaluar el estado de la propia caja de arena. ¿Qué significa esto? Esto significa que usted necesita hacerse las siguientes preguntas:

¿La caja de arena se limpia diariamente?

Es muy importante que usted limpie la caja de arena del gato por lo menos una vez al día o cada dos días. Si la caja de arena está demasiado llena (o apesta), entonces no es una sorpresa que su gato encuentre otros lugares para ir al baño.

¿Está perfumada la caja de arena?

Asegúrese de que usted está usando la caja de arena que sus gatos prefieren, no una caja que usted prefiere (después de todo, no es usted quien tiene que usarla!) Los fabricantes a menudo proporcionarán dos tipos de cajas de arena la perfumada y otra sin olor. Mientras que nosotros podríamos preferir cajas de arena perfumada para cubrir los olores del del gato, el olor de la caja puede ser demasiado abrumador para su gato.

¿Es atractivo para su gato el tamaño y la ubicación de la caja de arena?

Si la caja de arena de su gato es demasiado pequeña, puede que sienta la necesidad de eliminarla en otro lugar, como en una cama grande y bonita. Además, si la ubicación de la caja de arena no es atractiva para su gato, esto también podría ser una causa importante de por qué su gato está orinando en su cama.

Ofrezca a su gato un espacio más tranquilo, no muy lejos de donde pasa la mayor parte de su tiempo, y donde no haya muchas personas o actividad, ya que esto puede hacer que se sienta ansioso o incómodo, resultando en que su gato mee en su dormitorio mientras no está.

¿Esta celoso?

Acaba de introducir una nueva mascota

Si su gato fue el lobo solitario de la casa durante varios años y de repente usted introdujo un nuevo compañero adorable, es muy posible que su gato está pasando por la ansiedad que puede hacer que elimine fuera de la zona designada del orinal.

Tiene un nuevo compañero de cama o compañero de casa

Si te acabas de mudar recientemente con alguien, o si tu acompañante acaba de empezar a dormir con frecuencia por las noches, es posible que tu gato esté orinando en la cama porque hay tensión social.

Es posible que todavía no “apruebe” a su nueva pareja, lo que les está incitando a mostrar su descontento al orinar en la cama (puede ser específico – orinar en el lado de la cama donde duerme esa persona).

Trabaja largas horas de trabajo o viaja con frecuencia

A veces su gato orinará en su cama para mostrar su descontento e infelicidad debido a su prolongada ausencia. Paradójicamente, en este caso, podría ser una buena idea adoptar otro compañero para hacer compañía a su gato mientras usted no está. Sin embargo, si no puede ocuparse de más mascotas, piense en pedirle a un vecino o amigo que venga a visitar a su gato una o dos veces al día para evitar que estén demasiado aislados y solos.

Que hacer para que el gato no se orine en la cama

Las soluciones variarán obviamente dependiendo de lo que causó el comportamiento inusual en primer lugar, por lo que primero tiene que evaluar la información anterior antes de poder resolverlo.

La caja de arena

Manténgalo limpio diariamente. Si normalmente no lo limpia a diario, intente esto durante una semana para ver si el comportamiento de su gato cambia. Si se encuentra en un área de muchas personas, intente colocar la caja de arena en algún lugar fuera del camino donde su gato tenga privacidad, pero aún así pueda acceder fácilmente a ella.

Si has usado la misma caja de arena para tu gato desde que era un gatito, quizás el gato acaba de superarlo, por así decirlo. Las cajas de plástico no son muy caras, así que intente un tamaño más grande.

Ansiedad, estrés o tensión

No es fácil identificar la fuente exacta que está causando el estrés o la ansiedad de su gato. Por eso es importante ver a un veterinario antes de que el problema empeore. No vale la pena tratar de ser detective si su gato está realmente estresado. Aparte de hablar con un veterinario o un gato-comportamentalista, puedes intentar cerrar la puerta de tu habitación, mantener a tu gato fuera del dormitorio mientras no estés.

Otra opción es cubrir su edredón con una lona de plástico que será menos tentadora para que su gato orine, y si el accidente continúa ocurriendo, por lo menos su edredón no será empapado con orina de gato después.

Cómo limpiar a fondo la orina del gato y eliminar olores y manchas de su cama

Paso 1 eliminar olor de orina de gato

Si el accidente es reciente, limpie mayor cantidad posible de orina con trapos limpios o toallas de papel. Trate de absorber todo lo que pueda, aplicando presión ya sea parándose en el área o presionando firmemente con la mano. Repetir hasta que la orina apenas sea absorbida por las toallas de papel, tela o esponja.

Paso 2 eliminar olor de orina de gato

Si el meado del gato ya ha estado sentado un rato, no sirve de nada tratar de secar el exceso de orina, ya que lo más probable es que ya esté empapado en el edredón y/o colchón.

En este caso, esto es lo que deberías hacer. Rocíe 50 ml de una mezcla de 50% de agua y 50% de vinagre. Deje reposar durante 1 minuto antes de remojar con más toallas de papel y/o paños limpios o esponjas nuevas (también puede usar una aspiradora seca/húmeda). La aplicación de vinagre ayudará enormemente con el olor y evitará que la orina se manche.

Paso 3 eliminar olor de orina de gato

Remoje el exceso de la mezcla de agua/vinagre/urina vertiendo bicarbonato de sodio en el área afectada. Retire el bicarbonato de sodio una vez que se haya mojado. Repita hasta que el bicarbonato de soda esté seco y luego continúe con el paso 4.

Paso 4 eliminar olor de orina de gato

Dribe una cucharadita de peróxido de hidrógeno (productos quitamanchas que contienen algún tipo de “oxicodona” en ella también funcionará igual de bien) y una cucharadita de detergente para platos sobre el área de bicarbonato de sodio/urina.

Frótelo en el edredón o colchón. Deje que la solución frotada funcione durante unos 15 minutos. Seque nuevamente con toallas de papel/etc., pero mantenga el bicarbonato de sodio sentado en el área.

Paso 5 eliminar olor de orina de gato

Ahora, deje que el aire del colchón/comforter se seque por completo (para facilitar el proceso de secado, puede usar el sol, un secador de pelo, etc.) El bicarbonato de sodio sentado absorberá cualquier resto de pis de gato. Una vez que esté completamente seco, ahora puede aspirar el bicarbonato de sodio seco.

Los gatos exoticos pueden usar collar?

Conoce los pros y contras de colocar collares a los mininos y, si consideras que tu gato debe llevarlo, ten en cuenta estos consejos para evitar que se haga daño.

Si tu gato no necesita llevar collar, no se lo pongas | Foto: theskytastesofsugar.deviantart.com/

Uno de los debates más comunes es si los collares causan daño a los gatos exoticos o, de lo contrario, son totalmente inofensivos para ellos.

En cualquier caso, lo primero que tenemos que valorar es si el gato necesita llevar collar por alguna razón de peso.

En caso de que sea puramente estético, descártalo. El gato no se siente más bonito por llevarlo y, para evitar correr un riesgo innecesario, no le pongas collar.

¿Cuándo puede ser necesario un collar?

Si bien pueden existir alternativas, hay razones que podrían justificar el uso de collar en el gato. Como por ejemplo:

  • Puertas gateras que se activan a través de un dispositivo instalado en el collar. Este tipo de puertas son una opción para las casas en las que el gato tiene acceso al exterior. En estos casos, la puerta gatera tiene un dispositivo magnético o electrónico que, en contacto con otro dispositivo situado en el collar del gato, hace que se abra la puerta. Si en vez de utilizar este tipo de entradas, se usa una puerta gatera convencional, se evita el uso de collar.
  • Identificación visible. Especialmente para los gatos que salen al exterior o hay posibilidad de que se escapen. Si bien es más cómodo y más fácil identificarlo, porque se le diferencia como gato doméstico, lo óptimo es usar microchip. Cualquier veterinario puede identificar a un gato con este tipo de chips.
  • Control de pulgas. Llevan insecticidas pero, al no repartirse por todo el manto del gato, no suelen ser muy efectivos y pueden causar alergias y pérdidas de pelo en la zona del collar. Lo mejor es utilizar otros métodos anti pulgas de aplicación en la piel, como las pipetas.

Si pese a todo esto, consideras que en el caso de tu gato se hace necesario que lleve el collar, asegúrate de que no le hace daño.

Cómo elegir un collar

Hay dos cosas que son relevantes a la hora de elegir un collar para gato: de qué está hecho y cómo. La manera en que se lo coloquemos también será importante.

Asegúrate de que el collar sea de buena calidad,  no le cause irritaciones ni pérdida de pelo, esté bien cosidono tenga extremos afilados y permita que el gato pueda liberarse en caso de quedar atrapado.

Aunque inicialmente pudiéramos pensar que es mejor que el collar no se mueva, lo cierto es que hay muchos casos de gatos que intentan sacárselo y quedan atrapados. O peor aún, que se les engancha a algo y no son capaces de soltarse.

Los collares más elásticos, o mejor los que tienen mecanismos que con cierta fuerza se desmontan, son más seguros para los gatos. Es preferible que lo pierda o que se lo arranque, que no que se haga daño o se quede atrapado. Comprueba el cierre de seguridad del collar antes de colocárselo.

El collar debe quedar justo pero no apretado. Con que quepan un par de dedos está bien. De este modo se evita que el gato meta su patita y se quede enganchado.

Aún así, hay muchos gatos que rechazan llevar collares. Si es necesario que lo lleve, es mejor acostumbrarlos cuando son jovencitos (sin ser bebés) y vigilarlos en sus primeros días con collar.

Collares con cascabeles o adornos: un peligro innecesario

A la hora de escoger un collar, algunos optan por incorporarle cascabeles, medallas, etc.

No es recomendable hacerlo, porque al gato le suele molestar y porque hay más inconvenientes que ventajas.

La ventaja de usar una medalla es la identificación, pero entonces debemos escoger alguna que no sea ruidosa, molesta, muy grande y que no pueda quedarse enganchado con su pata o sus uñas.Observando al gato veremos si la acepta o no, y si es aparentemente inofensiva para él.

En el caso del uso de cascabel, una de las ventajas que se ha dicho a menudo es que así espantan a los pájaros al cazar. Si bien puede ser bueno evitar que cacen pájaros y los maten, se ha demostrado que el gato que lleva cascabel acaba aprendiendo técnicas de caza sigilosas para no ser descubierto.

Por el contrario, el cascabel suele ser molesto para el gato. No se ha comprobado científicamente que haya una relación directa entre cascabel y problemas auditivos. Pero no debemos olvidar que el gato tiene un oído muchísimo más sensible que el nuestro. ¿Habéis probado de hacer sonar un cascabel al lado de vuestra oreja? Es bastante molesto, imaginaros para el minino.

En conclusión, evitar el collar es la mejor opción. Pero en caso de no poder hacerlo, escoge un collar que sea lo menos perjudicial para tu gato.

COMO SABER SI ES GATO O GATA A SIMPLE VISTA

como saber si es gata o gato

Si te acaban de traer un gatito y no tienes claro qué sexo es, no te preocupes. Vamos a ver los puntos más importantes para poder diferenciar muy fácilmente si tu gato es macho o hembra. Atento a este post: Como saber si es gato o gata a simple vista (con fotos)

CÓMO SABER SI ES GATO O GATA A SIMPLE VISTA

¿Acaba de llegar un gatito a tu casa? ¿Ves merodear un minino en tu jardín y quieres por pura curiosidad quieres saber si un gato es hembra o macho?

Diferenciar los sexos en los gatos exoticos es bastante fácil. Basta con conocer algunos sencillos trucos y ser un poco observador.

Cómo saber si un gato es macho o hembra en 3 pasos

Hay 3 pistas muy sencillas, que no dan lugar a dudas para saber si un gato es macho o hembra, que son; su cuerpo, sus colores y sus genitales.

1) Cómo saber si es gato o gata por su cuerpo:

La primera pista para diferenciar un gato de una gata es el tamaño. Entre los gatos exoticos de la misma raza, suele notarse que los gatos exoticos machos son más grandes, más altos y más pesados. Lo mismo ocurre con los gatos comunes o mestizos, entre gatos exoticos similares, los machos son  más grandes que las hembras.

Forma del cuerpo: Las gatas hembras tienen un cuerpo más delgadito y femenino. Son más ligeras y más estilizadas. En cambio los gatos machos son más robustos que las hembras, y sus cuerpos son algo más pesados ymusculosos.

Para las personas más experimentadas con gatos también es posible advertir diferencias en la cara, siendo la cara de las gatas más finita y femenina que la de los gatos exoticos. Pero existen pistas más obvias para los que no tienen tanta experiencia.

2) Cómo saber si es gata o gato por su color :

Aunque no lo creas, los colores de los gatos exoticos están asociados a su sexo. Así los gatos exoticos macho sólo pueden ser o rojos o negros. Y por supuesto, sus diluciones, (que son el rubio, crema y gris). Estos dos colores (rojo y negro) pueden a su vez ser sólidos, o el gato macho puede ser bicolor, es decir, llevar color blanco.

En cambio las hembras tienen otra posibilidad más, ser tortugas. Las gatas tortugas o las carey, son gatas tricolores. Las gatas tricolores llevan negro, rojo y blanco (o sus diluciones).

es decir, que solo las gatas hembras pueden llevar en su pelaje 3 colores a la vez (en lugar de solo dos, como los gatos machos). 

Por ejemplo, como saber si es gato o gata el minino  de la foto, a continuación. Pues vemos su pelaje y no deja dudas de que es una tricolor atigrada, y por tanto una hembra!

como saber si es gato o gata

Por eso si ves un gato negro, o un gato negro y blanco, por ejemplo, no te daría información sobre su sexo. Lo mismo ocurre si ves un gatito rubio, bien podría ser un gato macho o una hembra. Pero en cambio, si ves un gato de tres coloresmerodeando por tu jardín, puedes estar seguro al 99,9% de que es una hembra.

3) Cómo saber si mi gato es hembra o macho por sus genitales:

La tercera pista y más inconfundible, es mirar los genitales de tu gato y ver si son femeninos o masculinos.

En los machos tienes que buscar sus testículos y su pene y en las hembras verás una pequeña abertura vertical. Como una imagen vale más que mil palabras, vamos a ver dos fotos de los genitales de dos gatos adultos, macho y hembra.

como saber si es gato o gata

Foto de genitales de gato sphynx macho entero (no castrado)

como saber si es gato o gata

Cómo saber si un gato castrado es macho

Al castrar un gato macho, su cuerpo no variará demasiado, pero sí cambiarán un poco de forma sus genitales. Al castrar un gato, se le quitan los testículos, y por tanto su escroto se ve más pequeñito que el de los machos enteros.

Pero aún así, es imposible confundirlo con una hembra a simple vista. Su pene no varía de tamaño, se ve como antes de la operación. Así que aunque esté castrado, podrás diferenciar perfectamente si tu gato es macho, solo mirando sus genitales.

Esta es la foto de un gato macho castrado (genitales de gato macho castrado):

Cómo saber si un gatito es macho o hembra

Vale, es fácil ver los genitales a un gato cuando es adulto, pero ¿y si quieres sexar un gatito muy joven? Los gatitos que solo tienen días o pocas semanas son muy pequeños y sus cuerpecitos están poco desarrollados. Para saber si un gatito es macho o hembra hay que utilizar la siguiente regla.

En los gatitos machos a veces se intuyen los testículos. Pero a veces no, en ese caso hay que buscar un único puntito (que es el orificio del pene, por donde el gatito hace pis).

En las gatitas hembras no se ven testículos. Además, hay que buscar una rayita vertical, que es la abertura de su vagina.

mirando al gatito por detrás, cuando es macho vemos el ano y debajo un puntito, y cuando es hembra se ve el ano y debajo una rayita vertical (a veces recuerda al dibujo de un 8). 

Tips para construir una casa para gatos exoticos

Casas para gatos exoticos de cartón

Es muy fácil y económico construir la casa del gato con cajas de cartón; para ello se puede utilizar una o varias cajas y diseñar un refugio acogedor. Con uno o varios pisos. Lo importante es asegurarse de colocar una entrada lo suficientemente grande, de al menos unos 15 centímetros, para que el gato pueda entrar y salir con comodidad.

Es preferible evitar las ventanas muy grandes, pues le restaría intimidad. Lo aconsejable son ventanas muy pequeñas, incluso rendijas. El interior lo podemos forrar con retazos de tela de agradables colores, y colocar a modo de alfombra cartón corrugado.

Casa para gatos de cartón

Si lo deseamos podemos añadir una o dos habitaciones, cosa que podemos lograr con cinta adhesiva. Con una caja adicional podemos crear un segundo piso, para colocar sus juguetes preferidos.

La casa debe ser acogedora, divertida y segura; incluye una manta pequeña y una cama para gatos exoticos. Para mantener limpia la nueva casa, debemos asegurarnos que la comida, el dispensador de agua y la arena sanitaria no estén cercanas a la casa.

Una caja de madera

Con láminas de madera o las conocidas paletas de madera puedes armar cubículos, que luego se pueden clavar a la pared, con paletas en forma de escaleras.

Podemos incluir pequeños cojines o un trozo de tela, o un poco de paja para escarbar. Son ideales para el invierno porque los mantendrá calientes; recordemos que los gatos son muy sensibles al frío.

Como en el caso anterior, lo ideal sería colocar la comida, el agua, y la arena en un lugar neutral de la casa. Esto facilitará la limpieza de la casa en lo que se refiere a las ventanas.

Tienda india para gatos exoticos

Otra interesante idea es lograr un escondite fabuloso. Con cinco listones de madera o palos de escoba, cortados en un mismo tamaño y cuerda para anudar, lograremos una peculiar tienda india para nuestro gato.

Para la construcción de esta tienda fácil y divertida se anudan los cincos listones en uno de sus extremos; la idea es que logren sostenerse por sí solos sobre el piso. Lo que sigue es recubrir la estructura con una tela de hermosos colores.

Refugios para gatos exoticos en el exterior

Si nuestra idea es ofrecer refugio a gatos que viven fuera de la casa, sobre todo en los días de invierno, pueden construirse con facilidad mediante recipientes plásticos o madera.

Debemos tener en cuenta que debe ser un refugio que los proteja del frío, la lluvia y los fuertes vientos. Por eso, los materiales deben ser resistentes y con un tamaño adecuado, que el calor del cuerpo del gato pueda calentar.

La casa debe estar a unos centímetros del suelo –45 centímetros al menos– para protegerla de la nieve, la lluvia o posibles inundaciones. Hay que crear entradas y salidas, y es recomendable aislar con material espumoso el techo y las paredes.

Por que mi gato me muerde

Por lo general se asocia a los perros con los mordiscos, no obstante a los gatos también les gusta morder. Los mininos arañan y muerden a sus propietarios por diversos motivos.

Ganas de jugar:

 Cuando nuestro gato tiene ánimo de jugar es común que mediante mordiscos suaves lo manifieste.

Como una forma de avisar: 

Muchas veces estamos acariciando o jugando con nuestro felino de forma que no es cómoda para él y se molesta. Los mordiscos serán una forma de avisar o alertar de su estado. Cuando se encuentran incómodos generalmente se chuparán el hocico para posteriormente disponerse a morder.

Un llamado de atención: 

Así como cuando quiere incitar un juego, muchas veces el gato muerde como una forma directa de llamar la atención ¿Razones?, pueden querer alimento, manifestar celosos o requerir cariño.

Una forma de demostrar afecto: 

Cuando los mordiscos responden a esta razón, lo harán de manera suave. Es frecuente en los gatos machos sobre todo, también muerden a las hembras cuando se van a aparear.

Cómo enseñarles a no morder

Se le puede dar un “golpecito” en el hocico cuando muerda u optar por rociarlo con agua con un pulverizador. Los especialistas también recomiendan gritar fuertemente, como si hiciese mucho daño la mordida, esto con el fin de asustarlo y deje de repetir la conducta.

También registra resultados dar un golpe en el suelo cuando nos muerde, con un periódico enrollado por ejemplo.

Es aconsejable estimularlo siempre con juguetes, no usar manos ni pies o se pueden recibir mordiscos.

Los expertos aseguran que una vez recibido un mordisco no se debe quitar de manera rápida o brusca el gato de encima ya que lo interpretará como un juego, conviene darle empujones suaves hasta alejarlo.

Por qué mi gato me lame

Los gatos se lavan entre ellos sólo cuando existe un lazo fuerte, como es el caso de una madre a sus hijos o entre hermanos. Es su forma de vincularse con los otros y de intercambiar olores. Es por eso que si tu gato te lame los dedos, pelo o cara especialmente, tienes que tomarlo como el más bello de los cumplidos.

Por qué mi gato babea

La salivación excesiva en gatos es un síntoma de varias afecciones médicas; para cuidarlos de manera más adecuada, los dueños deben conocer las enfermedades que puede estar padeciendo un gato que saliva en exceso

Tu gato babea y no sabes por qué.Y es que a diferencia de los perros, los gatos no babean a menudo. De hecho, que un gato salive en exceso es tan poco común que muchos dueños jamás tienen ocasión de ver a sus gatos babeando.

Desafortunadamente, la salivación excesiva en gatos es un signo inequívoco de problemas médicos mucho más graves. Si tu gato está babeando, debes llevarlo a la consulta veterinaria inmediatamente.

La salivación en gatos puede indicar enfermedades dentales, envenenamiento corrosivo o envenenamiento por consumo de plantas dañinas. La baba también puede indicar problemas mucho más graves, como fallo renal o trauma tras golpes muy fuertes.

Tu gato babea debido a enfermedades dentales

En gatos, las lesiones de reabsorción dental son extremadamente frecuentes.

De acuerdo con diversos estudios, hasta el 75 % de los gatos domésticos sufren reabsorción dental a lo largo de sus vidas.

Los veterinarios no han logrado determinar las causas detrás de esta patología, pero saben que el resultado siempre es dolor en la cavidad bucal y excesiva salivación.

La reabsorción dental puede ocurrir de manera interna o externa.

Cuando ocurre de manera interna, la enfermedad carcome el diente desde el centro hacia afuera.

En la reabsorción externa, usualmente el deterioro comienza en el punto en que la raíz y el esmalte coinciden.

Sin embargo, esta zona suele estar cubierta por encía o sarro dental, lo que hace que la detección sea bastante difícil.

Caída de dientes en gatos

En general, la reabsorción dental puede identificarse como una línea roja a lo largo de la encía de tu gato.

Este padecimiento es muy doloroso para tu gato. Así, su cuerpo reacciona de manera natural produciendo un exceso de saliva para aliviar la irritación.

Tu gato babea debido a fallo renal

Como muchos veterinarios podrán decirte, el fallo renal es la primera causa de muerte en gatos domésticos.

El fallo renal puede ser agudo o crónico, y sus síntomas incluyen pérdida de peso, aumento de sed, aumento en la cantidad de orina, una orina diluida (por la cantidad de agua que beben), halitosis (mal aliento) y salivación.

Si notas estos síntomas en tu gato, debes llevarlo de inmediato al veterinario. Los gatos, al ser animales pequeños con un metabolismo acelerado, se descompensan muy rápido.

Tu veterinario sabrá qué hacer, y muchas veces insertará hidratación intravenosa tan pronto como pueda.

En general, un gato con problemas renales debe disminuir el consumo proteico en su dieta y se deben monitorear sus valores sanguíneos constantemente.

Envenenamiento corrosivo

Por supuesto, los químicos que se encuentran en el hogar son dañinos para nuestras mascotas. Estos químicos son, en su mayoría, detergentes y productos de limpieza o jardín.

En comparación con los perros, el hígado de los gatos funciona a través de la glucurinidación. Por esta razón, sus cuerpos no pueden metabolizar químicos de la misma manera.

Mientras que muchos químicos y detergentes causan vómito y diarrea en perros, estos mismos químicos pueden ser fatales para los gatos. Al no poder metabolizarlos, los químicos corroen el organismo de los gatos desde el interior.

Han envenenado a mi gato

Esto genera quemaduras graves en la boca, el esófago, estómago e intestino. Así, si tu gato babea sin ninguna razón aparente, puede ser el primer síntoma de envenenamiento accidental. Enjuágale la boca con agua y una jeringa sin aguja y, después, consulta a tu veterinario.

Por otra parte, ciertas plantas que contienen cristales de oxalato de calcio insolubles pueden causar quemaduras en la boca de los gatos. Afortunadamente, estos cristales de oxalato jamás son fatales para los gatos, solo muy incómodos.

Así como en el envenenamiento corrosivo, el primer síntoma de ingesta de cristales de oxalato es abundante salivación. Si tu gato babea, debes enjuagar su boca de inmediato con abundante agua. Recuerda usar una jeringa sin aguja para facilitar el proceso.

Tu gato babea por un trauma

Es recomendable que tu gato se quede dentro de casa por muchas razones, pero principalmente para minimizar el riesgo de trauma. No estamos hablando de un trauma psicológico, sino físico.

Un gato puede sufrir traumas tras ser golpeado por un carro o atacados por un perro, entre muchas otras situaciones.

Aunque tu gato no parezca golpeado, puede que su organismo solo esté reaccionando a la adrenalina.

Un golpe en las mandíbulas o una fractura pueden ser razones por las que un gato babea en exceso.

Si tienes dudas, debes consultar a tu veterinario. Él te indicará si debes hacer radiografías u otros exámenes.

Si notas que tu gato babea, debes consultar a tu veterinario.

A diferencia de los perros, la salivación en gatos no es normal y no debe tomarse a la ligera. Observa a tu gato constantemente y evitarás que los problemas empeoren por no ser tratados.

porque mi gato no ronronea

Como hemos visto, el ronroneo forma parte importante de la comunicación de nuestro gato, es por ello que un gato que no emite este característico sonido se convierte en incógnita y motivo de preocupación para su humano, que suele pensar que su gato no es feliz o padece alguna enfermedad. Pero, ¿es eso cierto?

Contestamos a la pregunta de por qué un gato no ronronea ni relajado ni dormido ni mientras lo acariciamos. Podemos dividir a estos gatos en tres grupos:

Gatos que ronronean, pero de manera casi inaudible.

Son gatos que ronronean tan bajito que la única forma de escucharlos es pegando la oreja a su cuerpo o poniendo la mano en el cuello para sentir la vibración producida.

Gatos que, efectivamente, no ronronean, ni siquiera de forma inaudible.

Se trata de gatos que no emiten este sonido simplemente porque así es su carácter, sin que presenten ninguna patología y, por supuesto, siendo felices y queriendo a sus humanos. Los gatos poseen diferentes formas de comunicarse y cada gato escoge la que quiere o necesita. Igual que nosotros los humanos, cada uno tiene su personalidad y, así, los habrá más o menos expresivos, cariñosos, independientes, sociables, etc., sin que ello implique ningún problema.

Gatos que dejan de ronronear.

El comportamiento de un gato se va modificando con la edad, las experiencias y las circunstancias, y es por esto que un gato ronroneador puede dejar de hacerlo, pero también al contrario, es decir, gatos que no ronroneaban pueden comenzar a hacerlo. Eso sí, si nuestro gato deja de ronronear tras algún cambio, como por ejemplo una mudanza, o presenta algún síntoma clínico, debemos acudir al veterinario sin dilación.

Por qué mi gato llora

Interpretación del llanto de los gatos

Para explicar por qué los gatos lloran debemos saber que para ellos vocalizaciones como los lloros o los maullidos forman parte de su estrategia de comunicación y no tiene por qué implicar que estén tristes.

También es importante saber que los gatos no lloran con lágrimas y si las vemos en los ojos de nuestro felino puede indicar algún problema de salud como una obstrucción en el conducto lagrimal. Además, si las lágrimas son amarillentas es probable que estemos ante una infección que va a necesitar tratamiento veterinario.

Que se trate de una forma de comunicación explica por qué los gatos lloran tanto, aunque también los hay muy silenciosos. Por último, es habitual que los cuidadores se pregunten por qué su gato llora sin razón, pero esta afirmación no es cierta. Los gatos siempre lloran con motivo, el problema es que no los entendemos. Ellos están demandando nuestra atención para cubrir alguna necesidad. Por lo tanto, ni hay que ignorarlos ni mucho menos castigarlos. En los siguientes apartados explicaremos el porqué de los llantos en situaciones cotidianas.

¿Por qué los gatos lloran? - Interpretación del llanto de los gatos

¿Por qué los gatos lloran como bebés?

El sonido tan agudo que consiguen producir algunos gatos recuerda al llanto de los recién nacidos e, igual que ellos, este puede tener diferentes significados, pues es parte de su comunicación. En las primeras semanas de vida los gatitos pueden llorar, básicamente, al sentir la ausencia de su madre, porque tienen hambre, frío o miedo. Es por todo esto que el gatito que acabamos de adoptar puede llorar mientras se acostumbra a nosotros y a nuestro hogar. Para más información, consulta el artículo “¿Es normal que mi gatito llore mucho?”.

Cuando el gato crece también puede llorar para pedirnos comida, porque está asustado y otros motivos que explicaremos en los apartados siguientes. Para entender por qué los gatos lloran debemos tener muy en cuenta el contexto, es decir, si el gato está llorando y su plato está vacío lo más fácil es pensar que está demandándonos comida. Cuando el gato envejece también es posible que llore más que de costumbre por los cambios producidos por la edad.

¿Por qué los gatos lloran de noche?

Una de las razones que explican por qué los gatos lloran, sobre todo por la noche, es el período de celo. Si convivimos con una gata o un gato sin esterilizar es fácil que los escuchemos llorar y maullar insistentes y desesperados. Si vivimos en una zona con colonias de gatos también es probable que escuchemos a estos gatos cuando están en celo. Este período se ve influido por la luz solar, por lo que puede prolongarse durante casi todo el año. Además, los gatos están nerviosos, marcan con orina, pueden intentar escaparse y, si lo consiguen, son habituales las peleas, que pueden llegar a producir lesiones graves. En estos enfrentamientos pueden transmitirse enfermedades para las que no existe cura como la inmunodeficiencia o la leucemia felina. Por todo ello se recomienda la esterilización de machos y hembras.

Por otro lado, en gatos pequeños o recién llegados a su nuevo hogar también es habitual percibir que lloran por la noche. El motivo es el explicado en el apartado anterior, que se resume en lo siguiente: periodo de adaptación.

Los gatos son animales muy susceptibles a los cambios y requieren espacio y tiempo para adaptarse a ellos. Ofrecer cariño, atención y respetar su ritmo es básico para evitar agobiarlo y, por ende, empeorar la situación. Revisa el artículo “Cómo ganarse la confianza de un gato” para saber cómo actuar correctamente.

¿Por qué los gatos lloran? - ¿Por qué los gatos lloran de noche?

¿Por qué mi gato llora en la puerta?

Hemos visto que el celo puede explicar por qué los gatos lloran y este mismo motivo es responsable de que algunos gatos lloren en la puerta de salida o en las ventanas. No obstante, no hace falta que un gato esté en celo para que observemos este comportamiento, ya que los felinos pueden mostrarlo en situaciones como las siguientes:

Un gato acostumbrado a tener acceso al exterior es normal que llore para pedirnos que lo dejemos salir y, también, para avisarnos de que quiere entrar. Las puertas gateras pueden solucionar este requerimiento al permitir que el gato entre y salga a su antojo.

Si llegamos a casa y el gato llora en la puerta puede ser su manera de saludarnos o quejarse por haberse quedado un tiempo solo.

A los gatos les gustan los lugares donde esconderse, así que es posible que un gato llore ante la puerta de un armario porque quiere entrar. También es posible que llore si se ha quedado encerrado y quiere salir.

Si la puerta es de alguna habitación de la casa, el gato puede estar protestando porque le hemos prohibido la entrada en ella o porque allí hay algo que quiere como comida, algún juguete o una cama.

¿Por qué los gatos lloran? - ¿Por qué mi gato llora en la puerta?

¿Cuándo el gato llora porque está enfermo?

En otras ocasiones, la explicación a por qué los gatos lloran se encuentra en un problema de salud. El gato puede estar manifestando un dolor, como ejemplificaremos en las siguientes situaciones:

¿Por qué los gatos lloran cuando comen?

En estos casos podemos estar ante un problema bucal pero, también, se podría tratar de una infección denominada rinotraqueítis que le va a provocar mucho dolor al tragar. El gato puede dejar de comer por ello. Requiere tratamiento veterinario.

¿Por qué los gatos lloran cuando van al baño?

Si el gato llora cuando hace sus necesidades podemos estar ante una infección de orina. El gato acudirá muchas veces al arenero y eliminará gotitas. Es un proceso doloroso que va a necesitar tratamiento veterinario. También puede llorar si tiene dificultades para eliminar heces, por ejemplo, a causa de estreñimiento, prolapso anal, etc. Debemos consultar con nuestro veterinario.

¿Por qué los gatos lloran lágrimas?

Como decíamos al principio del artículo, la presencia de lágrimas es indicativo de un problema de salud relacionado con el sistema ocular u otra enfermedad que produce infección como síntoma. Nuevamente, será preciso acudir al especialista para determinar la causa.

¿Por qué los gatos lloran? - ¿Cuándo el gato llora porque está enfermo?

¿Los gatos lloran de pena?

Aunque no existen evidencias científicas que afirmen o desmientan que los gatos lloran de pena, sí sabemos que los animales son capaces de sentir emociones similares a las nuestras. Así, pasan por procesos de duelo, por ejemplo, sienten alegría y tristeza.

De esta forma, un gato puede emitir sonidos parecidos a un llanto porque ha perdido a un ser querido, se siente solo, etc. Eso sí, recuerda que estos llantos no van acompañados de lágrimas. Cuando estas se presentan indican la intrusión de cuerpos extraños, el desarrollo de una infección u otro problema que podrá diagnosticar nuestro veterinario.

Cual es el gato mas grande del mundo

Omar, también conocido como el gato más grande del mundo

El felino y su dueña se encuentran a la espera de que los Records Mundiales Guinness puedan confirmar que no hay otro más grande

Omar es un gato de Melbourne (Australia) que podría ser considerado dentro de poco como el gato más grande por los Records Mundiales Guinness. “Pensábamos que podría ser el gato más grande del mundo, pero no hicimos nada al respecto por si no crecía del todo”, dijo su dueña Stephy Hirst. 

El gato mide 120 centímetros y pesa 14 kilogramos. Es un Maine Coon australiano de tres años de edad. Ahora, tanto Omar como su dueña están a la espera de saber si con su tamaño pueden batir el actual récord mundial que ostenta la gata británica Ludo, también de raza Maine Coon, que mide 118,3 centímetros.

Debido a su singular tamaño, la dieta de Omar es especial. En el desayuno, toma croquetas hechas específicamente para los gatos de su raza; por la noche, en cambio, sus cenas consisten en carne cruda de canguro. Aunque se levanta a las cinco de la mañana, vive una vida bastante relajada, no perdona la siesta y disfruta en la casa de su dueña junto a sus perros, Rafiki y Penny.

Su dueña se siente orgullosa de su gato que es grande que sus perros.
Su dueña se siente orgullosa de su gato que es grande que sus perros. | Fuente: Instagram: omar_mainecoon

Cual es el gato mas pequeño del mundo

Tinker Toy fue un gato famoso en todo el mundo debido a su pequeño tamaño, tanto que ¡es el gato más pequeño del mundo según el libro Guiness de los récords! Era un blue point himalayan-persian de apenas 7 cm de altura y 19 cm de largo. Nació siendo el más pequeño de una camada de seis gatos y su leve crecimiento le hizo sobresalir entre los demás, a pesar de su pequeño tamaño.

Otros récord Guiness de los gatos

Hay otros récords referentes a los gatos domésticos recogidos en el libro de los Record Guiness, por diferentes características. ¡No te los pierdas! Te enumeramos algunos de ellos:

  • Mymains Stewart Gillligan
  • Smokey
    Tiene en su poder el título del gato con el ronroneo más ruidoso. Entre 80 y 90 decibelios, cuando lo normal en un gato es de 25.
  • Jake
    Es el gato con más dedos: 7 en cada pata, con un total de 28.
  • Pinky
    Tiene el récord de ser el gato más longevo del mundo: murió en 2015 a los 27 años de edad.
  • Dusty
    ¡Es el gato con más descendientes! con un total de 420 hijos.

Cuando castrar un gato

¿A qué edad se castran los gatos?

Cuando castrar a un gato. ¿Debo castrar a mi gato? ¿Como cambiará su comportamiento¿A que edad se castran los gatos? Esta es una pregunta que frecuente nos hacemos los dueños de gatos. A veces no estamos seguros de cuando debemos castrar un gato, si hay que esperar a que sea adulto, o es mejor de gatito. Vamos a intentar aclarar algunas dudas:

Falsas ideas y mitos sobre cuando castrar a un gato:

Hay bastantes ideas falsas sobre la esterilización de los gatos. Estas a continuación son algunas de ellas, pero ten en cuenta que no son verdad. Lo malo es que de tanto repetirlas, mucha gente se las acaba creyendo:

  • Hay que esperar a que las gatas sean mamás al menos una vez en su vida antes de esterilizarlas, si no, se enferman.
  • Hay que esperar a que los gatos sean adultos para esterilizarlos.
  • Hay que esperar a que las gatas ya hayan entrado en celo al menos una vez. (Si tienes dudas sobre el celo, qui puedes leer todo sobre el celo en los gatos).

Ahora vamos a ver algunas ideas que sí debemos tener en cuenta sobre cuando castrar un gato!

CUANDO CASTRAR A UN GATO ¿A QUE EDAD SE CASTRAN LOS GATOS?:

Cuando castrar a un gato : La verdad que en el tema de edades para la castración de gatos,  hay disparidad de opiniones. La realidad es que la mejor edad para castrar un gato depende de ti, tus circunstancias y tu estilo de vida y el de tu gato.

1. Idea tradicional sobre la mejor edad para esterilizar un gato:

Existen veterinarios que recomiendan castrar a tu gato una vez el animal ya sea adulto, o al menos ya haya tenido algún celo o tenga la madurez sexual (hacia los  8 meses normalmente). Este era sobre todo un punto de vista más tradicional,  y la verdad que ya no se sigue casi nunca.

Las ventajas de este método son que se permite al gato crecer normalmente, sin interferir en sus procesos hormonales (porque al castrarlo eliminamos sus testículos u ovarios y disminuye la producción de hormonas sexuales en el organismo del gato).

La gran desventaja, es que si tienes más de un gato o si tu gato tiene acceso a la calle, puede entrar en celo ya desde los 5 meses, y para cuando lo quieras castrar, ya está preñada o se te ha escapado y no la vuelves a ver más!

2. Esterilizar un gato hacia los cinco meses:

Ahora se suele optar por castrar a los gatos justo antes de lamadurezsexual, hacia los 5 meses de edad. El motivo es que al ser esterilizados antes de ser maduros, nunca habrán entrado en celo en el caso de las hembras, ni habrán llegado a marcar con orina dentro de casa, en el caso de los machos. -Además si tus gatos tienen acceso a la calle, evitarás que se te escapen por cuestiones «amorosas».

Es decir, esterilizar a los gatos ante de que tengan el celo, o antes de que sean maduros es muy útil porque evitará que tengan gatitos no deseados, evitará que se escapen y evitará que desarrollen conductas desagradables para la convivencia en casa, como el marcaje en spray que hacen los gatos machos.

3. castrar gatitos muy jovencitos:

No obstante hoy en día hay veterinariosdemuchospaíses que aceptan que se puede castrar gatitos más jovenes. Esta tendencia de castrar gatitos pequeños se hace mucho en países como EstadosUnidos o Australia. ¿Cualquier edad vale para castrar a mi gato? No! Hay una edad límite.

los expertos coinciden en que la edad mínima para castrar un gato es 2 meses. el gatito que quieras castrar, por mucha prisa que tengas, deberá tener al menos 8 semanas de vida para someterse a la cirugía de castración.

La ventaja de esterilizar un gatito tan pequeño es que se recuperan muy pronto, ya que en un par de horas están jugando otra vez. Otra ventaja es que te aseguras al 100% que no habrá ninguna camada no deseada ni jamás entrará en celo.

Una posible desventaja es que son tan pequeños que hace falta más pericia por parte del veterinario en la intervención. Otras posible desventaja, de la que no se habla demasiado (y es que además aún faltan estudios sobre este tema), es que la esterilización puede tener algunos inconvenientes de salud para algunos gatos, sobre todo al realizar la intervención a muy temprana edad.

¿Puedo castrar mi gato si es adulto?

Si, por supuesto se puede castrar un gato adulto. Si tu gato ha sido adoptado de mayor, o simplemente convivía contigo pero aún no lo habías castrado, puedes hacerlo a cualquier edad, no importa que tenga 2 años, 3 años o más.

  • Gatos machos: en el caso de los machos, si tu gato ya es adulto y marca con orina en spray tu casa y lo esterilizas, el marcaje en spray suele cesar unas veces inmediatamente, y otras veces al cabo de un tiempo. Sin embargo hay algunos machos esterilizados de adultos que  ya marcan de por vida (como por costumbre). En otras palabras, si se castra un gato macho cuando ya es maduro (tiene varios años), normalmente el marcaje en spray desaparece al cabo de un tiempo. Salvo en algunos casos, en que se le quede el hábito. -Por este motivo mucha gente prefiere esterilizar a su gato con 4 ó 5 meses de edad.
  • Gatas hembras: no suele haber problemas por esterilizarlas de «mayores». Tampoco importa que ya hayan tenido gatitos antes.

CONCLUSIÓN Cuando castrar a un gato :

Depende un poco de qué tipo de vida lleve tu gato, como decíamos antes.

  • Aunque técnicamente se puede esterilizar un gato desde las ocho semanas de vida, a no ser que tengas una buena razón para ello, tampoco hace falta correr tanto.
  • Si tu gato vive dentro de casa, es el único gato y no tiene acceso al exterior de ninguna manera, puedes permitirte esperar un poco para castrarlo si es que lo deseas, porque no existe peligro de que tenga hijos ni se escape.
  • No obstante, una buenísima idea general,  es castrar a tu gato hacia los 4 ó 5 meses de vida, justo antes de que entre en celo.
    -Yo lo he hecho de esta manera, castré a mis gatos a los 5 meses. Ellos no marcan dentro de casa ni nunca llegaron a entrar en celo ni a tener gatitos. Otro ejemplo, si te quieres hacer cargo de unos gatos callejeros y ayudarles pagándoles esta operación, pues tienes que empezar a castrar a los gatos desde los 4 ó 5 meses, para que no se reproduzcan más. En ese caso, por las circunstancias, no tendrías elección y no podrías esperar.

Pero recuerda, se puede castrar un gato a cualquier edad, aunque ya sea adulto. Es crucial que evitemos que nuestros gatos se reproduzcan sin control y que no haya miles de gatitos abandonados por la calle!!

Cuando castrar a un gato. -¿Te ha resultado útil este post? Compártelo en tus redes sociales para ayudarnos a seguir con la web. Y no olivdes compartirnos tus experiencias o dudas sobre este tema, más abajo en los comentarios! ?

Gatos en celo

Si tu tienes en casa una gata en celo o una gatita de pocos meses, hay unas cuantas cosas que debes saber. Cuándo alcanzará su madurez reproductiva, cuánto tiempo le durará el celo y qué puedes hacer tú para cuidarla en esos momentos.

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE TU GATA EN CELO

Estas son las preguntas más frecuentes sobre el celo en los gatos.

Qué es el celo de las gatas

El celo es parte del ciclo reproductivo de los gatos, durante el cual las gatas se muestran sexualmente receptivas a los machos y se produce la ovulación en la hembra. Ocurren también cambios de comportamiento muy evidentes, como los fuertes maullidos que emiten las hembras para atraer a los machos. Las gatas son poliéstricas, es decir, tienen varios celos al año.

Seguro que has oído a alguna gata maullando desesperadamente mientras se retorcía y daba vueltas en el suelo sobre su espalda. Las gatas se comportan de forma diferente cuando están en celo, porque su objetivo es atraer a los machos que haya alrededor hacia ellas. Los gatos y gatas en celo buscan reproducirse, y para ello antes deben encontrarse, por eso se dan los fuertes maullidos, como llamada de atención que puede escucharse a cientos de metros alrededor.

Éstos al escuchar las señales tratarán llegar hasta la gata a toda costa, se escaparán de casa si es necesario, y se meterán en peleas si otro macho se interpone en su camino hacia el amor. 

Por suerte, si no te dedicas a la  cría de gatos, la esterilización puede evitarte todo esto, no solo las «molestias» del celo, sino sobre todo evitar las camadas de gatos no planificadas.

Cuánto dura el celo de una gata

El celo de una gata completo es un ciclo compuesto por cuatro fases, y el comportamiento evidente que todos reconocemos como «celo» se produce en la fase de «estro». El celo o estro dura normalmente de 5 a 7 días. En casos menos frecuentes puede durar 3 días, y ocasionalmente puede durar hasta 10 ó 12 días. 

Cuántos celos tiene una gata

Las gatas no esterilizadas entran en celo con mucha frecuencia, especialmente en los meses de más luz, desde primavera hasta el otoño. En esta temporada tienen uno o dos celos al mes, y en conjunto una gata puede tener entre 8 y 12 celos al año si no queda embarazada. 

El embarazo normalmente hace que desaparezca el celo, hasta después del parto.

gata en celo

Al contrario de los perros que tienen tan solo uno o dos celos por año, las gatas son poliéstricas. Esto significa que tienen numerosos celos, de forma que una gata irá entrando en celo una vez tras otra, con pequeños intervalos de descanso durante los meses de más luz solar.

Fases del celo en los gatos y su duración

El celo en las gatas es un ciclo, compuesto de varias fases:

  1. Proestro: inicio del ciclo de ovulación, la gata busca los mimos pero aún no se muestra receptiva. Dura 1 ó 2 días.
  2. Estro: se da el comportamiento típico del celo, la hembra está receptiva sexualmente. Dura entre 3 y 14 días, pero de media una semana. La gata en la mayoría de los casos es de ovulación inducida, es decir ovula en el momento del coito.
  3. Interestro: si no ocurre la ovulación, se produce un espacio entre dos celos que dura entre 3 días y dos semanas. Es por eso que los celos son tan molestos, ya que hay gatas que prácticamente entran en celo ininterrumpidamente durante todo el año.
  4. Diestro: Si ocurre la ovulación pero la gata no resulta preñada se entra en diestro, y el útero se prepara para una posible gestación. Dura aproximadamente un mes y se llama también «falsa preñez». Después, la gata podría volver a entrar en proestro, dependiendo de la época del año y las horas de luz solar.
  5. Anestro: o época de reposo sexual que duraría entre 45 y 90 días, que generalmente coinciden entre octubre y diciembre.

El primer celo en gatas

El primer celo en las gatas ocurre entre los 6 y los 9 meses de edad. Pero esto es variable, y algunas gatas más precoces pueden tener su primer celo con tan solo 4 ó 5 meses. Desde este momento la gata ya es fértil y puede quedar preñada si se aparea con un macho fértil.

Existen distintos factores que pueden adelantar la aparición del primer celo, por ejemplo:

  • La gata debe tener un peso mínimo para entrar en celo, si está extremadamente delgada probablemente no entre en celo.
  • La presencia de un macho en su entorno puede favorecer la entrada en celo más temprana.
  • Los días largos de más luz favorecen el celo.
  • Finalmente la raza también influye, ya que en general los gatos de pelo corto entran en celo antes que las razas de pelo largo.

Síntomas de una gata en celo

Los síntomas más comunes del celo en las gatas son:

  • Maullidos muy fuertes, en un tono claramente elevado y audible, con el objetivo de avisar a los machos de su receptividad.
  • Se vuelven muy mimosas y cariñosas. Buscan caricias constantemente y frotan su cabeza y sus mejillas contra nosotros.
  • Adoptan la posición de monta. Al acariciarlas las gatas en celo pueden adoptar una posición específica llamada «lordosis», con el cuerpo agachado, la espalda arqueada, la zona lumbar elevada y la cola ladeada, dejando a la vista su zona genital.
  • Suelen tumbarse panza arriba y revolcarse sobre su espalda, girando en el suelo o la alfombra.
  • La gata lame sus genitales con frecuencia, ya que sus órganos sexuales están más inflamados de lo normal.
  • Pueden marcan la casa con su orina, que huele más fuerte, al estar llena de feromonas sexuales para atraer a los gatos machos. Puede leer más sobre qué son y que significan las feromonas de gatos.
  • Otros síntomas pueden incluir la pérdida de apetito.

Con todos estos signos, como puedes imaginar, vivir en casa con una gata en celo no es cómodo, es más, puede ser un poco agobiante. De hecho, es frecuente que los maullidos desesperados que emiten sean más sonoros al atardecer e incluso durante la noche, justo cuando nosotros intentamos dormir…

gata en celo

El gato macho en celo

Los gatos macho alcanzan la madurez sexual entre los 6 y 10 meses, pudiendo existir ejemplares muy precoces que sean fértiles con 5 meses. El gato macho no tiene el celo propiamente dicho, pero desde que alcance la madurez sexual reacciona al celo de las hembras. Esto significa que cuando escuche las llamadas de una gata, acudirá a su encuentro para tratar de aparearse con ella, marcará con su orina la zona en la que se encuentra la gata y si es necesario se peleará con otros gatos macho que intenten competir con él.

Los gatos macho que escuchan los maullidos de las gatas en celo se ponen muy nerviosos, y se obsesionan con acudir a su encuentro. Entre las conductas que exhiben están:

  • Marcar la casa con orina en «spray», rociando paredes y muebles para anunciar su presencia
  • Tratará de escaparse de casa a toda costa
  • Si tiene acceso a la calle, se mostrará violento con otros machos y no dudará en entrar en peleas para lograr aparearse con una gata.

Es en este momento de reunión de gatos y refriegas callejeras cuando son más vulnerables a contagiarse de una enfermedad mortal bastante extendida, llamada leucemia felina, que se pueden contagiar mediante mordiscos.

Celo en gatos

Cómo calmar a una gata en celo

Para calmar a una gata en celo, coloca una botella de agua caliente o una pequeña manta eléctrica térmica sobre la que ella pueda sentarse. Algunas personas han comprobado que estas fuentes de calor, atraen y tranquilizan a su gata.

Si tu gata no está esterilizada y entra en celo, debes mantenerla alejada de cualquier macho para evitar un embarazo no deseado. Para ello, no la dejes salir a la calle, porque en el exterior ella atraerá a machos, que se desplazarán a su encuentro tras oír sus fuertes maullidos, en cuestión de minutos.

Maullidos de gatos en celo

Las gatas en celo sangran

Las gatas en celo no sangran, por tanto no busques ese signo como indicativo para saber si tu gata está en la fase de estro. A diferencia de las perras que están en celo, quienes sí pueden expulsar unas gotas de sangre de color rosado por su vulva.

Cuál es la época de celo de las gatas

El celo de los gatos está relacionado con la estación del año.

1: Celo en gatas callejeras: Las gatas que viven en la calle suelen empezar su celo en primavera, a partir del mes de febrero, cuando los días son más largos y hay más luz. En la época que va de primavera hasta octubre tendrán varios celos, uno tras otro, hasta que quedan preñadas.

2. Celo en gatas que viven en casa: Las gatas que viven dentro casa están mejor alimentadas que las callejeras y tienen más comodidades, como calefacción y atención veterinaria. Estas gatas tienen celos menos marcados estacionalmente, pudiendo entrar en celo en cualquier época del año, incluyendo el invierno también.

La importancia de la luz solar en el celo de las gatas

La luz solar influye en el celo de las gatas en gran manera. Una gata que recibe más luz del sol, o que recibe «baños de sol» en la ventana diariamente entrará en celo antes que otra gata que no toma el sol o no tiene mucha luz natural en el apartamento donde vive.

Este es un «mecanismo» automático que llevan incorporado los gatos, y tiene mucho sentido para su supervivencia, sobre todo cuando eran animales salvajes. Cuando hay más luz solar en el ambiente significa que es primavera o verano, y en esas estaciones hay más comida disponible para los gatos, ¿por qué?

Porque en primaver y verano hay más hierba, brotes y  frutos, de los cuales se alimentan pajaritos, insectos y roedores, que a su vez son el alimento natural de los gatos. Además en primavera y verano también crían los pájaros y los ratones, aumentando las posibilidades de caza de los gatos. Como la naturaleza sabe que cuando hay más luz solar, hay más alimento disponible para los gatos (es decir, alimento suficiente para una mamá gestante y para los bebés gatitos), se coordinan los ciclos. Así se ve que en la naturaleza todo está relacionado.

En primavera, cuando la tierra entera despierta y se vuelve más fértil, los gatos aprovechan para traer al mundo sus bebés mientras se puede disfrutar de la mayor abundancia de comida.

¿A partir de cuándo pueden tener bebés las gatas?

Las gatas pueden quedarse preñadas desde el primer celo. Por muy jovencitas que sean las gatas en su primer celo (podrían tenerlo con tan solo 5 meses de edad), una gata ya es capaz de tener bebes gatitos.

1. Si no quieres criar: te aconsejamos que esterilices a tu gata cuanto antes. A partir de los 5 meses ya es posible esterilizar a tu gato y olvidarte de todos los problemas del celo, y de bebés indeseados.

Por ejemplo la gata de la imagen izquierda, fue abandonada y recogida de la calle con un año y ya tenía una camada de 6 gatitos. Ahora está esterilizada, y ya no seguirá teniendo hijitos callejeros. (Sus crías también se esterilizaron con 6 meses).

2 Si quieres criar: si por el contrario quieres que tu gata tenga gatitos, no es bueno criar en su primer celo, porque aunque sea fértil aún no está físicamente desarrollada del todo.

Debes esperar a que la gata se adulta y tenga al menos un año y medio para cruzarla. Si te piensas dedicar a la cría profesional, existen instrumentos precisos para determinar cual es el momento de ovulación exacto en la gata, tales como un test de  progesterona (hormona que aumenta sus niveles en la ovulación) o una citología.

Tras el parto de los gatitos, cuánto tarda una gata en ponerse en celo

Muy poco tiempo después de dar a luz, las gatas están listas de nuevo para entrar en celo. Por ello, no debes descuidarte, ya que una gata que amamanta a sus crías puede quedar preñada de nuevo. Consulta aquí todos los detalles sobre cuanto tarda una gata en entrar en celo después de parir.

La esterilización del gato

Como hemos comentado, la gata puede entrar en celo cada dos o tres semanas de modo casi ininterrumpido. Dado lo molesto de los síntomas del celo, y el peligro que supone para los gatos escaparse de casa, volver preñadas ellas y entrar en peleas o ser atropellados ellos, la mejor opción es esterilizar a tu gato.

La única manera de acabar de forma definitiva con el celo de los gatos y todos sus síntomas, es la esterilización. Esta es la única solución a largo plazo. Puedes leer más sobre esterilización en gatos aquí; qué es, edad ideal, precio, cuidados, etc.

Pero la razón más importante, es que si no esterilizas a tu gata y tiene acceso a la calle, cada año tendrá dos camadas de gatitos, que a su vez tendrán nuevas camadas en cuanto cumplan los 6 ó 7 meses. Esto suele acabar en abandono, y solo aumenta el problema que ya existe de la superpoblación felina. Gatos que viven en la calle, sin una familia que los cuide, y que sufren las inclemencias del tiempo, enfermedades, parásitos y falta de alimento. A menudo, es una vida muy dura la que les espera.

Debes saber que si la gata está en celo, es posible que tu veterinario prefiera esperar unos días para operarla, ya que los vasos sanguíneos de los órganos reproductivos están más dilatados de lo normal durante estos días,  aumentando la posibilidad de que haya un mayor sangrado durante la intervención.

¿Las gatas deben criar una vez en la vida por lo menos?

Esta es una falsa creencia que está bastante extendida, por no decir directamente que es una tontería. Las gatas no  necesitan criar para tener mejor salud, ni se van a desarrollar mejor físicamente, ni van a vivir más tiempo ni van a estar más sanas, ni se les va a templar el carácter por ello.

No es necesario que ninguna gata (ni perra) tenga hijos. De hecho la esterilización de gatas a una edad joven, disminuye el riesgo de que la gata padezca tumores mamarios en el futuro, así como enfermedades en el útero como tumores o piometra, una infección severa que sin tratamiento puede acabar con su vida.

Así que si no te dedicas a la cría profesional y responsable de gatos, la opción más recomendable es la esterilización. De este modo tu gata no tendrá síntomas de celo, no tendrá camadas indeseadas, ni padecerá un tumor de mama o de útero en el futuro.

Para terminar, lo importante de tener una mascota sea un gato, pez o lo que mas quieras tener, es darle mucho amor por sobre todas las cosas.

Recomendaciones:

Si te gusta el pollo tienes que probar el pollo a la brasa. Darle todos los gustos a nuestro amigo esta bien, pero mimarte un poco esta bien.

Me parece que vi un lindo gatito