Saltar al contenido

Gato siames Todo Sobre EL HERMOSO GATO de Ojos Azules

los mas bonitos gatos siames

Encontra TODOS los tipos de gatos exoticos los siames o mas conocido com el gato de ojos azules, para algunos el mas lindo de los felinos. Encontra el gato siames que mas se paresca a vos.

Tipo de gatos siameses

Los gatos siameses se diferencian mayormente por su color, ya que su forma es totalmente similar. Lo que nos permite ser ágiles es debido a su esbelto cuerpo y que son de porte elegante y a la misma vez elásticos.

Entre los distintos tipos de gatos siameses, están los siameses claros, oscuros y algunos que son de colores estándar.

  • Lilac point, es de color gris claro. Sin embargo, los gatos siameses van oscureciendo su tonalidad con la edad.
  • Cream point, son los siameses de color crema o anaranjado muy claro. Entre estos el color más común es el crema.
  • Chocolate point, son los de color marrón claro.
  • Seal point, son los gatos siameses de tono marrón oscuro.
  • Blue point, son los que poseen el pelaje de color gris oscuro.
  • Red point, son aquellos que tienen una coloración en naranja oscuro y así mismo este tono es muy poco común.
  • Taby point, así se les llama a los gatos siameses que tienen dibujos atigrados en su pelaje.
  • Tortie point, son aquellos gatos siameses que tienen manchas rojas en su pelo y por lo cual suelen llamarlo escama de tortuga.

Tipos de color del gato siames

Actualmente los gatos siameses se diferencian por su color, ya que su morfología es muy similar.Su cuerpo es esbelto, de porte elegante y elástico a la vez, a pesar de tener una constitución musculosa bien definida que los hace muy ágiles.

Los colores de su manto pueden oscilar del blanco crema al gris amarronado oscuro, pero siempre con una peculiaridad muy particular en su cara, orejas, patas y cola, que los hace muy distintos de otras razas felinas. En las mencionadas zonas corporales su temperatura corporal es menor, y en los gatos siameses el pelo de dichas partes es mucho más oscuro, casi negro o claramente negro, lo cual conjuntamente con el característico azul de sus ojos los define y diferencia nítidamente de otras razas.

A continuación mencionaremos las diversas coloraciones correctas de los gatos siameses.

Tipos de gatos siameses - Tipos de color de los gatos siameses

Gatos siameses claros

  • Lilac point, es el gato siamés de coloración gris clara. Es un bello tono muy común, pero debe tenerse en cuenta que los gatos siameses oscurecen su tonalidad con la edad.
  • Cream point, es el de pelaje color crema o anaranjado leve. El color crema o marfileño es más común que el anaranjado. Muchos cachorros son muy blanquitos al nacer, pero en apenas tres meses cambian su coloración.
  • Chocolate point, es el siamés de color marrón claro.
Tipos de gatos siameses - Gatos siameses claros

Gatos siameses oscuros

  • Seal point, es el gato siamés de color marrón oscuro.
  • Blue point, se llama así a los gatos siameses de pelaje gris oscuro.
  • Red point, son los gatos siameses de coloración naranja oscuro. Es un color poco habitual entre los siameses.
Tipos de gatos siameses - Gatos siameses oscuros

Variantes de los colores estándar

Existen dos tipos de variaciones más entre los gatos siameses:

  • Taby point. Se llama de este modo a los gatos siameses que tienen un dibujo atigrado, pero en base a los colores antes nombrados.
  • Tortie point. Se denominan así a los gatos siameses con manchas rojizas, lo cual produce que se le llame a dicha coloración ‘escama de tortuga’.
Tipos de gatos siameses - Variantes de los colores estándar

El Siamés, quizás la raza que con más facilidad se reconoce por su apariencia física en todo el mundo, es una de las más polémicas ha generado entre los expertos. Los primeros gatos a menudo bizqueaban y tenían la cola rota. Los primeros estándares de la raza incluso exigían estos rasgos, y unas patas que fueran “un poco cortas”.

Desde entonces, la cría selectiva ha modificado la raza (ahora es raro que bizquee y tenga la cola rota), pero su morfología es objeto de discusión. Los Siameses del GCCF tienen el cuerpo esbelto, las patas largas y delgadas y la cabeza larga, con los ojos oblicuos y el morro fino; el gato norteamericano es aún más extremo. Todos los Siameses siguen teniendo el carácter sociable.

Cachorros de gato siames

Antes de llevar un gatito o cachorro de siamés a casa, hay que dejarlo vivir dos o tres meses junto a su madre y sus hermanitos. Esta es la principal garantía de que tendremos un gato adulto equilibrado y sano.

gato siamés cachorro comprar

Una vez que ya tengamos al minino en casa, el cachorro tendrá necesidad de jugar, solo o con el dueño, quien deberá resignarse a contemplar con buen humor algún que otro pequeño desastre o desperfecto que pueda ocasionar en el hogar.

A la hora de elegir un cachorro de siames es muy útil contar con el consejo de un experto que certifique su perfecto estado de salud y con la garantía de la documentación que pruebe la procedencia. Como curiosidad, los siameses son blancos al nacer. La cara, orejas, cola, pies y patas se colorean a medida que crecen.

SI el dueño sabe hacer entender al siamés lo que espera de él, el animal seguramente le satisfará. No es difícil enseñarle a traer una pelota de papel que se le haya lanzado previamente. Es un ejercicio que pocos gatos son capaces de realizar, y que los siameses llevan a cabo con gran satisfacción.

Cómo es el propietario ideal para un siames

El propietario ideal de un siamés es la persona a quien gustan los gatos que no aceptan compromisos y que aprecia el carácter fuerte e inimitable de esta raza; nunca se separará de ellos y les dedicará mucho tiempo y paciencia.

gato siames adopción

Sus orígenes nobles hacen del siamés el menos vagabundo de todos los gatos. El pelaje, con el difuminado oscuro en los point, le da una primera apariencia misteriosa e intrigante. El siamés es un gato espléndido y muy especial, que evoca lugares exóticos, como los países de donde proceden sus antepasados.

Esto explica por qué la persona que quiere un siamés no se conforma con un gato cualquiera, con un gato de nuestra tierra encontrado en la calle, sino que quiere ver en su amigo algo realmente único, un animal de belleza y elegancia incomparables.

Alimentación

El gato siames se debe alimentar con pienso seco y que esté a su vez contenga diversas propiedades que necesitaran los siameses de acuerdo a su edad.

Cuando los gatos siameses están cachorros es importante que consumen muchas proteínas y grasas para que los ayuden en su crecimiento.

El pienso que vaya a ingerir el gato siames en edad adulta debe ser balanceado, aunque también deberá contar con un 40% de grasa, y un 26% entre vitaminas y proteínas, además de fibra y omega 3 y 6.

Para que mantenga una buena dieta el gato siamés no solo debe comer pienso tanto seco, como húmedo sino también comidas frescas como rebanadas de jamón y pavo. Otras opciones son salmón, pollo, pescados hervidos  o a la plancha y atún.

Asimismo, con esta adecuada alimentación el gato siamés podrá contar con un peso ideal que se encuentra entre los 2 y 4.5 kilogramos.

Características del gato siames

Muchas personas nos preguntan ¿cómo es el siames ideal? Pero hablar de razas felinas y de formas ideales a veces no resulta tan fácil como puede parecer. De hecho existen dos tipos de siamés.

gatos siameses características

El primero es el siames oriental (que no debe confundirse con la raza oriental), que tiene la cabeza triangular, con el caño nasal largo y recto como una tablilla, las orejas con la base ancha y terminadas en punta e insertas bajas, de manera que las puntas de ambas orejas estén lo más alineadas posible con la tangente del cráneo. Además tiene ojos azules y almendrados inclinados hacia la nariz.

Luego está el siamés tradicional, también denominado thai u oapple face en Estados Unidos. Tiene la cabeza menos alargada, más parecida a la de un gato europeo, y el cuerpo es menos esbelto. Este segundo tipo es el que se conocía antes de que la selección precipitada de los criadores produjera los delgadísimos ejemplares actuales.

La cola es larga, estrecha y puntiaguda. La curvatura (o nudo) final es un defecto de origen genético, que no afecta en absoluto al animal, pero que le impide participar en las exposiciones felinas.

siames tradicional

El cuerpo, de talla mediana (30 cm de alzada en la cruz, 3 kilos de peso), es muy esbelto. Los hombros no han de ser más anchos que los flancos, y las extremidades posteriores son un poco más largas que las anteriores: esta característica hace que el siamés sea elegante, tenga unas formas cautivadoras y unos movimientos inconfundiblemente refinados.

  • Peso: 3 kilogramos de peso
  • Tamaño: hasta 30 centímetros de alzada de cruz
  • La Cabeza: es larga y cuneiforme, debería ser ancha entre las orejas, aguzándose hacia la nariz desde la punta de las orejas y formando un triángulo perfecto, sin desnivel en los bigotes
  • El hocico: es fino y cuneiforme. La punta del mentón está alineada y verticalmente con la punta de la nariz. Sin retraerse ni sobresalir en exceso.
  • La nariz: de perfil, la nariz es recta, con un ligerísimo cambio de dirección a la altura de los ojos
  • Las orejas: son largas, apuntadas y algo abiertas en la base.
  • Los ojos: son almendrados. De tamaño mediano, rasgados y siguen el contorno de la cabeza y orejas. No deberían bizquear y cualquier indicio de este detecto ocular es motivo de descalificación en los concursos. Son siempre de un brillante azul zafiro y se prefieren los tonos más bien oscuros e intensos.
  • El cuerpo: el Siamés ideal es elegante, esbelto y retinado en todos los sentidos. El cuerpo, de tamaño medio, es grácil, largo y esbelto, combinando una osamenta fina con una firme musculatura. Los hombros y caderas se ciñen a sus formas tubulares y estas últimas nunca son más anchas que aquéllos.
  • El cuello: fino y ligeramente alargado.
  • Las patas: las patas, largas y esbeltas.
  • Los pies: tienen unos pies ovalados, delicados y pequeños.La cola: es larga y delgada, se aguza hacia la punta y debe carecer por completo de ángulos.
  • El pelo: el pelo del Siamés es corto, de textura fina y brillante, y está muy pegado al cuerpo. Todos los Siameses tienen el pelo corto, pero existen asociaciones que denominan Siameses de pelo largo a los Balineses.
  • Color: la característica esencial consiste en la coloración de la raza de gato siames es que es más oscura en los extremos de las patas, del hocico, de las orejas y de la cola (point).

Expectativas de vida:

Esperanza de vida: 8 – 12 años

como cuidar al gato siames

Respecto a cómo cuidar un gato siames, debemos destacar que el mantenimiento y cuidado de su pelo es bastante sencillo. Basta con peinarlo y cepillarlo dos veces a la semana para eliminar los pelos muertos. Para realzar su brillo, hay que pasarle una gamuza húmeda después de peinarlo.

cómo cuidar un gato siamés

Por otro lado, los siameses necesitan realizar ejercicio físico para mantener su rapidez, su fuerza y su esbeltez características, por lo que son poco adecuados para las personas amantes de la calma y el sosiego.

En este sentido, se les debe educar desde el principio con energía y claridad, para que aprendan dónde están sus límites. De no hacerlo se corre el riesgo de que el gato se convierta en el amo y señor de la casa, y se luzca en fantásticas exhibiciones atléticas, trepando por las cortinas, saltando de mueble a mueble, o jugando a fútbol con todo lo que tenga a mano, y en especial con objetos frágiles y que produzcan sonidos curiosos. El propietario deberá encargarse de impedir estos comportamientos.

Para educar al gato se necesita mucha paciencia y se deben evitar las maneras fuertes y bruscas, con las que no se logra más que acrecentar el nerviosismo del animal.

Las diferencias físicas y psicológicas entre los sexos son las mismas que en los otros gatos: el macho es más grande e impetuoso, y también más independiente, mientras que la hembra es más cariñosa y tranquila.

Los inconvenientes están bastante repartidos. La hembra entra en celo de dos a varias veces al año, a partir de los cinco meses de edad, y el macho puede marcar el territorio con gotas de orina y emitir fuertes reclamos vocales. Al igual que todos los demás gatos, el remedio consiste en la esterilización, que no presenta ningún tipo de complicación.

Salud del siamés

Recuerda siempre que el veterinario es el único profesional con capacidad para diagnosticar y revisar el estado de salud del siamés. Además será el indicado para decirte cuándo y cómo debes ponerle las vacunas pertinentes.

enfermedades raza de gato siamés

Al igual que el resto de mininos y mascotas felinas, es extremadamente importante acudir al veterinario con tu gato al menos un par de veces al añopara que este profesional de la salud animal pueda detectar posibles problemas.

De igual modo sucede con la esterilización de tu gata o gato si lo estimas oportuno. Contar con el calendario de vacunaciones al día es fundamental para la salud de tu mascota y prevenir enfermedades.

Reconocimiento de clubes:

Reconocimiento de asociaciones felinas:
CFA, ACFA , FIFe, TICA 
Frecuencia: común

Es un gato alargado y elegante. Tiene cuerpo, cuello, patas y cola alargados.

Esta raza es de tamaño medio, aunque con músculos proporcionados.

El siames es un gato de extremos. Su cabeza es un triángulo alargado. Las orejas altas están situadas sobre la cabeza a continuación de dicho triángulo. Su nariz es larga y recta y las patas son largas y esbeltas. Tiene la cola larga y rematada en punta. Los ojos, almendrados, son de un verde brillante.

El pelo es corto y brillante y adherido al cuerpo. La belleza del gato siamés reside en su esbelto cuerpo, los ojos azules y el contraste entre el color del cuerpo y el color más oscuro de las extremidades. Este contraste se llama restricción de color o, más frecuentemente, pointing. El color del pelo de las orejas, cola y pies es distinto al del cuerpo, y este color más oscuro se mezcla gradualmente con el color del cuerpo, más claro. En la cara puede verse también una máscara del mismo color point más oscuro. Esta máscara le cubre la cara, rodea los ojos y cubre las almohadillas de los bigotes. La máscara es más pequeña en un gatito y aumenta de tamaño gradualmente a medida que crece.

Personalidad

Además de bonito, es un gato muy inteligente. Se le puede adiestrar para pasear con correa. Sin embargo, eso no significa que lo puedas adiestrar para hacer todo lo que deseas. Al igual que la mayor parte de las demás razas inteligentes, el siamés tiene sus propios deseos.

El siamés es un gato afectuoso que necesita que su propietario se entregue totalmente a él, al igual que él se entrega totalmente a su propietario. Su propietario debe ser cariñoso y encontrar el momento para jugar con él.

Convivencia

Con su cuerpo alargado y musculoso, un aumento de peso resultará evidente enseguida. Los siameses muestran una incipiente barriga después de un día de excesos alimenticios. Es necesario controlar su alimentación de cerca. Las patas largas y finas no están hechas para sujetar un cuerpo pesado.

Los siameses son estupendos saltadores y trepadores, y les encantan las alturas, por lo que deben contar con estantes y árboles para gatos. Les encanta jugar y agradecen que haya juguetes por la casa. Aunque su pelo requiere poco cuidado, los siameses tienden a asociar el cepillado al afecto y disfrutarán del momento del aseo.

Pese a su elegante aspecto, el siamés puede ser un gato muy mimoso. Es extremadamente cariñoso y dormirá junto a su propietario.

Historia

Este hermoso gato es el legendario gato de templo del rey de Siam. El rey no solo apreciaba a los gatos por su exquisita belleza, sino que también se utilizaban como gatos guardianes. Los siameses se encaramaban a las altas columnas que rodeaban el trono del rey  si alguien amenazaba al rey, los gatos saltaban desde las columnas hasta el asaltante. El tamaño de los siameses, su fuerza y su capacidad para saltar desde una gran altura, bastaban para derribarlo. Si fuera necesario, arañaban la cara de la persona que quisiera hacer daño al rey de Siam.

Nadie sabe si la leyenda es cierta, pero el gato que vio el naturalista y explorador alemán Peter Simon Pallas pudo haber sido un Siamés. Aquel gato figuraba en los informes de Pallas sobre las exploraciones del mar Caspio en el siglo XVIII. En su descripción, Pallas contaba que tenía “orejas, garras y cola… bastante negras. Es de tamaño medio, tiene las patas algo más pequeñas que el gato común y su cabeza es más alargada hacia la nariz”.

Los primeros gatos siameses que llegaron a Europa fueron un regalo del rey de Siam al consulado general inglés en Bangkok a finales del siglo XIX. Estos primeros gatos siameses se llamaron Pho y Mia. Eran una pareja de cría que Owen Gould introdujo en Inglaterra en 1884. La hermana del señor Gould mostró los gatitos de Pho y Mia en la exposición de Londres que se celebró en el Palacio de Cristal en 1885. En Estados Unidos, el primer gato siamés también fue un obsequio del rey de Siam a un amigo. A finales de la década de 1890 y principios de la siguiente se importaron gatos siameses a Norteamérica desde el Reino Unido, Francia, Japón y Siam. Los siameses siguieron siendo en cierta medida gatos poco comunes hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando en poco tiempo se convirtieron en la raza de gatos más registrada.

El Gato Siames es considerado una de las razas más populares del mundo. Sin embargo, su historia encierra varios misterios y un origen incierto. Se cree que proviene de Tailandia (antigua Siam) aunque también circulan muchas leyendas relacionadas con el antiguo Egipto, en las que se adoraban gatos similares a los siameses. Más allá de todos estos relatos tan lejanos pero atractivos, sabemos con certeza que esta raza es una de las más antiguas según las investigaciones realizadas por los expertos amantes de los gatos.

Los primeros registros formales de su existencia datan del siglo XVII en el reino de Siam (hoy Tailandia), donde sólo podían ser mascotas de la realeza, de ahí el origen de uno de sus primeros nombres “gato real de Siam”. En ese antiguo país se creía que estos gatos tenían poderes especiales y que eran los encargados de cuidar algunos tesoros de príncipes y princesas.

Aunque no se sabe el año exacto en que fueron introducidos en Europa, se cree que fue alrededor de fines del siglo XIX, cuando la hermana del cónsul británico en Bangkok recibió una pareja de gatos siameses como regalo. Esto es solo un punto de partida histórico, ya que la raza puede haber llegado a otros continentes algunos años antes.

Características del gato siamés en la actualidad

El gato siames que hoy en día comparte la vida con muchas personas en todas partes del mundo es muy diferente al siamés Thai o antiguo siamés. Naturalmente, tiene algunas características en común como el patrón del color, pero el siamés moderno es más esbelto, con un hocico un poco más alargado y sus orejas se destacan por el tamaño.

Colores y mapa de coloración

Existen diferentes mapas de colores para los siameses pero no todos se admiten como colores oficiales en los diferentes países en donde viven y participan con sus dueños de diferentes competencias de belleza y perfección de la raza. Por ejemplo, en América sólo se admiten chocolate point, lilac point y blue point. Sin embargo, en otras partes del mundo se admiten muchos más colores de manera oficial. Los colores conocidos hasta ahora son: seal point (marrón oscuro), chocolate point (marrón claro), blue point (gris oscuro), lilac point (gris claro), red point (naranja oscuro), cream point (naranja claro o canela), tabby point (rayado), seal (sólido), tortie (manchando).

En algunos países, no todos estos colores son considerados como un color en sí mismo, sino que se los incluye en un grupo más amplio. En la Asociación Felina Argentina se reconocen tres grandes grupos de colores, blanco, sólido y tabby con algunas variantes permitidas (que no tengan características descalificadoras como manchas en el vientre y flancos, barras o rayas en los puntos, con excepción de las variedades tabby). Como todos saben, el único color de ojos admitido para los siameses es el azul.

Un siames en casa

El príncipe de los gatos se caracterizar por ser siempre muy juguetón, ágil y curioso. Es muy cariñoso con sus dueños, pero se comporta algo temperamental con otros gatos. Además, es sociable con las personas que visitan la vivienda familiar y siempre tratan de estar en el mismo espacio que sus dueños; por ese motivo, no soportan estar en soledad por un tiempo muy prolongado. Entonces, no son recomendables como mascotas para personas que están muy pocas horas en sus hogares. ¡Una solución para esos casos puede ser tener más de un gato!

Con relación a la convivencia con los niños, los gatos siameses pueden entenderse muy bien con los más jóvenes de las familias. Sin embargo, aunque son muy comprensivos con los niños, es conveniente ayudarlos a relacionarse. En principio, comentarles a los chicos que deben esperar a que el gatito se acerque a ellos y enseñarles cómo tratar a su gato siamés, con mucho amor y cuidado. Con relación a los cuidados que requieren son los mismos cuidados básicos que se necesitan para cualquier otra raza, con sus controles veterinarios, alimento balanceado y cajas higiénicas, además de las vacunas.

EL gato siames nos acompaña desde hace varios siglos. No hay dudas que son excelentes compañeros de los seres humanos y nosotros de ellos. Sabemos que jamás van a dejar de encantarnos con su mirada magnética y sus ronroneos.

Me parece que vi un lindo gatito