Gato elfo

Esta es una de las razas felinas más curiosas de todo el mundo, considerada como una de las más extrañas razas de gatos sin pelo. Además de su calvicie, los gatos elfos llevan su nombre en homenaje a sus orejas particulares, que naturalmente se doblan hacia atrás. Sus características físicas tan llamativas son el resultado del cruce entre otras dos razas: el gato esfinge y el american curl.

Se trata de una raza muy joven, que se destaca por su tamaño y robustez. Un gato elfo adulto puede llegar a pesar 10 kilos sin presentar síntomas de obesidad, siendo la raza de gato sin pelo más grande.

ORIGEN DEL GATO ELFO

Los gatos elfos aparecieron por primera vez en 2007 en Estados Unidos. Éstos son el resultado de un cruce entre Sphynx y American Curl.

Como otras historias relacionadas con la mano del hombre y los animales, la del Gato Elfo no es diferente. Así como sabemos que otros gatos sin pelo como el Sphynx o el Don Sphyx aparecieron de manera natural (luego se fue investigando con ellos), este minino fue “creado” por humanos.

Las responsables de este cruce fueron Jaren Nelson y Kristen Leedom. Ambas amantes de los gatos calvos.

Es una raza no reconocida por la World Cat Federation (WCF) ni The International Cat Association (TICA). Por lo que se optó por ponerle un nombre al azar. Debido a su parecido a los elfos decidieron bautizarlo como Gato Elfo o Elf Cat en inglés. Hay quien le llama el gato murciélago o el gato perro, pero solo son motes.

Características físicas del gato Elfo

Las orejas de este minino son largas y puntiagudas, pero curvadas hacia atrás. Y es calvo o tiene un pelaje casi imperceptible al tacto y a la vista. Pero, además, el gato Elfo presenta las siguientes características:

  • Cuerpo atlético y musculoso, similar al Sphynx
  • Cara alargada, con pómulos prominentes
  • Piel arrugada alrededor de los hombros, las orejas y el hocico.
  • Cola larga y que se estrecha hacia la punta.
MÁS  Levkoy ucraniano

El peso de esta particular mascota oscila, por lo general, entre los 4,5 y los 7 kilogramos. Por otra parte, son aceptados todos los colores y patrones.

Un minino afectuoso y juguetón

Más allá de sus particulares características físicas, algunas de las palabras que definen a este original minino son las siguientes:

  • Inteligente
  • Amigable
  • Sociable
  • Afectuoso
  • Extrovertido

Es un animal muy activo y travieso, al que le encanta jugar y trepar a las alturas. Por eso es necesario proveerle de juguetes y opciones para escalar, antes de que destroce distintos elementos de la casa.

Gato elfo: cuidados

Si bien se adaptan a distintas situaciones y no tienen problemas para relacionarse con otras mascotas, el Elfo detesta quedarse solo. En este caso es conveniente que tenga un compañero felino, para sobrellevar mejor la ausencia temporal de su dueño.

Cuidados especiales para el gato Elfo

Como con todo gato sin pelo, hay que extremar la higiene y los cuidados. El minino tiene que ser bañado regularmente, para quitar el exceso de secreción sebácea que presenta su piel. Por eso es necesario acostumbrarlo de pequeño a esta rutina. También se pueden usar toallitas húmedas.

En cualquiera de los casos, se debe consultar al veterinario para que indique los productos adecuados para no afectar la sensible piel de este animal. Ten en cuenta que si el gato Elfo no es higienizado regularmente, además de volverse pegajoso al tacto y sucio a la vista, puede desarrollar problemas dermatológicos.

Y si bien suele ser una mascota saludable y sin grandes problemas genéticos, se debe evitar la exposición al frío y al sol. Hay que tener siempre presente que la ausencia de pelaje le hace padecer más las bajas temperaturas y lo expone a sufrir irritaciones o quemaduras solares.

Además, las áreas de la casa destinadas al minino deben permanecer bien aseadas, para evitar que contraiga alguna infección cutánea a causa de alguna bacteria.

3 Curiosidades de un felino de lo más extraño

1. No existen como raza

gato elfo

Esto es un punto que resulta muy curioso, ya que este tipo de animales no están registrados todavía como raza. Se debe a varios motivos, uno de ellos es la reciente creación del gato elfo. Karen Nelson era una enamorada de estos felinos, pero nunca podía tener ninguno ya que era alérgica al pelaje de este animal. Se le ocurrió cruzar dos especies de gato para que no tuviera pelo y así poderlo tener como mascota sin miedo a pasarlo mal. Ni la Federación Mundial del Gato, ni las Asociaciones Internacionales de Gatos, recogen al gato elfo como una raza desde su creación en el año 2007. Son originarios de Estados Unidos y surgieron tras un cruce de Sphynx y American Curl.

MÁS  Kohana

2. Cuidados especiales

gato elfo

El gato elfo es una raza de gatos, que a pesar de haber sido cruzado, es tremendamente dócil y amigable tanto con los seres humanos como con otros animales. Es curioso, ya que parece que les guste atraer la atención de la gente que se queda sorprendido al ver las facciones delgadas y las grandes orejas puntiagudas del animal. Estos gatos, como los restantes que carecen de pelo, necesitan de unos cuidados especiales. Tienen una piel tan delicada, que nunca deben ser expuestos a temperaturas extremas ya que una exposición al Sol le puede provocar quemaduras, además de que el frío extremo también puede tener un efecto perjudicial para ellos. Así que si estás pensando en adoptar uno, debes asegurarte de tomar todas estas precauciones cuando salgas a la calle con él. Otra clave que debes conocer, es que su piel debe estar bien hidratada por lo que debes bañarlos en profundidad al menos una vez al mes con productos especiales. Con agua templada y con toallas suaves, además de tener la zona libre de bacterias para que el gato elfo no se contagie con nada. Como ves, tienes que ser extremadamente cuidadoso con este delicado animal si quieres que te acompañe durante los quince años de vida que más o menos alcanza esta raza.

3. No te confíes con las alergías

gato elfo

Curiosamente este delicado gato con personalidad perruna, también puede causarte alergia aunque no tenga pelo. La mayoría de las personas creen que el motivo de que no pueda tener un gato es el rechazo de su cuerpo al pelaje del animal, pero esto no siempre es así. La principal causa de la alergia a los gatos es la presencia de la proteína Fel d1, que se encuentra en la saliva y en las glándulas sudoríparas del gato, algo que no tiene nada que ver con que el gato tenga o no pelo. Lo que no quita, que las personas que son alérgicas hayan notado bastante menos irritabilidad con las razas de este animal sin pelo como el gato elfo. Te recomendamos, que antes de adquirir una mascota, te asegures de que puedas encargarte de ella sin que te de problema alguno.

MÁS  Gato donskoy

Como habrás podido comprobar, este gato elfo está diseñado para las personas muy amantes de los animales y que sepan cuidarlos extremadamente bien ya que esta raza es muy delicada. El aspecto de este gato siempre ha causado mucha controversia, ya que hay algunas personas a las que le parece exótico y adorable, mientras que otras lo ven tremendamente feo y antinatural.

Ahora, como en todas las ocasiones en los que tenemos un tema curioso entre manos, nos gustaría conocer tu opinión al respecto. ¿Te parece correcto que no se considere a este gato elfo de reciente creación como una raza de gato? ¿Conocías de la existencia de estos particulares gatos? ¿Te gustaría tener uno de ellos aunque requieran un cuidado extremo y cuesten más de 1.000€?

Me parece que vi un lindo gatito

Alicia Martínez
autor alicia martines

Alicia Martínez

¡Hola! Soy Alicia Martínez, la creadora y autora principal de esta maravillosa web dedicada a los gatos. Me considero una verdadera amante de estos misteriosos y encantadores felinos, así como una apasionada de la tecnología y la creación de contenido digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta web utiliza cookies Ver Más